Entradas

Montserrat es un enclave mítico: la montaña sagrada de Catalunya.

No en vano, Reichsführer-SS, Heinrich Himmler visitó la abadía benedictina de la montaña de Montserrat en octubre de 1940, en plena II Guerra Mundial. Su objetivo: localizar el Santo Grial que, según los especialistas de la Ahnenerbe, podía estar en el “Mont Serrat”, que identificaban con el Montsalvat que se menciona en Parsifal, aunque otros buscaron (y siguen buscando) el “cáliz sagrado” en las ruinas de Montsegur, en el Pirineo francés.

Pero más allá del mito griálico, la montaña de Montserrat es identificada por algunos estudiosos como un auténtico templo de piedra, un mensaje dejado por una antiquísima civilización perdida.

La investigadora y escritora catalana Carmen Maymó está convencida de que Montserrat es una auténtica biblioteca lítica, un “Arca Santa”, un auténtico “Templo abierto” de conocimiento que escondería el misterio de un origen remoto.

La «Roca Foradada» en la montaña de Montserrat
(Foro David Alvarez-Planas)

Carmen inició sus trabajos hace más de venticinco años, empujada por una de esas “radiaciones de certeza”, como ella llama a esa especie de epifanía que surge en ocasiones y te indica el camino que la razón debe seguir en busca de respuestas.

Fruto de esos largos e intensos años de investigación, no sólo en textos, archivos y bibliotecas sino -muy especialmente- sobre el terreno, pisando los intrincados caminos que discurren por esa montaña mágica, nace una obra soberbia: “El Templo Abierto de Montserrat”, un documentado libro de más de 300 páginas, magníficas fotografías y lleno de sorpresas.

Especulativo para unos, revelador para otros, será el lector el que juzgue, pero lo cierto es que las propuestas que Carmen Maymó hace en esta obra, bien estructurada y mejor documentada, no le dejarán indiferente.

Y no perdamos de vista que, siguiendo las investigaciones de Daniel Ruzo, en otras partes del mundo encontramos esos “templos de piedra de una humanidad desaparecida”. Como en Marcahuasi en Perú o en Tepoztlan, en México, entre otros lugares.

Y conectándolo todo es cuando el lector sin prejuicios se plantea seriamente si, como dice Carmen, Montserrat, a parte de un enclave mágico es un enorme mensaje pétreo dejado por los “dioses” de un remoto y perdido tiempo pasado.

David Álvarez-Planas

 


Para saber más:

Web oficial de Carmen Maymó

Pedro Riba entrevista a Carmen Maymó en su programa “Luces en la Oscuridad”

Montserrat, la montaña sagrada de Cataluña por Octavi Piulats

(El Templo abierto de Montserrat (Libro de Carmen Maymó a la venta en Amazon)
(Enlace no afiliado)

España tiene en su haber varias ciudades que reivindican ser la sede el auténtico Grial. No debe extrañar por tanto que entre ellas se «disputen» la autenticidad

ultima cena

Además de una reliquia de enorme trascendencia para el cristianismo, el Santo Grial es un reclamo turístico de primer orden. Su antigüedad y las enigmáticas leyendas que rodean sus orígenes contribuyen a explicar la atracción que surte, tanto en católicos como laicos, la copa de la que bebió Jesucristo durante la Última Cena. España tiene en su haber varias ciudades que reivindican ser la sede el auténtico Grial. No debe extrañar por tanto que entre ellas se «disputen» la autenticidad.

Hace apenas dos semanas, los historiadores Margarita Torres y José Miguel Ortega del Río presentaron una nueva teoría. Según sus investigaciones, la copa que la comunidad cristiana de Jerusalén en el siglo XI consideraba que era el cáliz de Cristo se encuentra en la basílica de San Isidodoro de León. Se basan en el hallazgo de dos pergaminos egipcios fechados en 1054, que recogen que esta reliquia fue enviada al rey de León Fernando el Grande, tras haber sido saqueada de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, donde había permanecido desde el siglo IV. Según esta versión, el cáliz habría sido entregado a España en señal de agradecimiento después de que el monarca leonés enviara un gran cargamento de víveres a Egipto.

Leer más