Entradas

gobleki_tepe_02

En la cordillera de Tauro nacen más de una docena de ríos. Allí está la ciudad de Urfá, con un lugar sagrado desde siempre llamado «la gruta del nacimiento de Abraham«.

Allí ha aparecido la estatua de gran tamaño más antigua del mundo. Mide casi dos metros de alto y procede probablemente del décimo milenio antes de Cristo.

Hoy Göbekli Tepe es una inmensa y polvorienta colina. El calor impide excavar en verano y sólo se ha excavado el 5% del santuario. Los sumerios, cuna de la civilización (la rueda, la escritura…) quizá procedían de aquí antes de bajar a las zonas de barro y cultivos del Tigris y el Éufrates. Quizá al bajar para fundar sus ciudades de ladrillo de barro, llevaron con ellos el recuerdo ancestral de una tierra de gacela y grano silvestre, de un jardín que no había que trabajar, la tierra del primer hombre y la primera mujer y la serpiente que causó la expulsión.

Leer más

piedra_dashka

La Piedra de Dashka

Un hallazgo de los científicos de Bashkir contradice las nociones tradicionales de historia humana: una losa de piedra de 120 millones de años cubierta con el mapa en relieve de la región de los Urales.

Corría el año 1995 cuando el profesor Alexandre Chuvyrov , de la Universidad Estatal de la República Rusa de Bachkiria o Bashkortostán, investigaba en colaboración con Huan Kong, estudiante de postgrado china, la hipótesis de antiguas migraciones prehistóricas procedentes de China que podrían haberse asentado en las regiones del Norte de Siberia y los Urales.

Y, en efecto, durante sus trabajos fueron recopilando pruebas que confirmaban dicha hipótesis. En el curso de diversas expediciones a zonas donde se encuentran una serie de cuevas, encontraron diferentes grabados, tallas  rupestres y signos de escritura cuyos caracteres, al ser descifrados, se correspondían claramente con sistemas escritos muy antiguos de procedencia china. Eran testimonio de una cultura temprana, con escritos que en su mayoría eran registros de tratados comerciales y de bodas y defunciones

Leer más

 

Craneo hallado en la Cova del Toll en Moià (Barcelona)

Existe una arqueología prohibida que nos muestra inquietantes descubrimientos que, de revelarse ciertos, obligarían a rescribir la historia del hombre tal y como la conocemos. Aunque muchos se resisten a aceptarlo, existen una serie de anomalías que nos muestran claramente que algo inquietante ocurrió en el pasado. En muchas partes están apareciendo evidencias de una tecnología imposible.

No deja de ser sorprendente comprobar como algunas anomalías históricas son totalmente pasadas por alto por arqueólogos e historiadores, cuando no deliberadamente silenciadas. Se trata, casi siempre, de hechos que no encajan dentro de las teorías elaboradas por los expertos y que su reconocimiento oficial podría resquebrajar el edificio académico con tanto esfuerzo construido.

Una de esas anomalías hace referencia a restos hallados de animales y homínidos, de miles de años de antigüedad y que presentan orificios que sólo pudieron ser causados por proyectiles similares a los que provocan las municiones de nuestras modernas armas de fuego.

Citaremos tres casos a modo de ejemplo aunque, a buen seguro, deben existir muchos otros, arrinconados en los archivos de museos de todo el mundo, esperando a que alguien repare en ellos y cuya anomalía o se ha ignorado, o se ha ocultado de forma intencionada.

Leer más