Entradas

Según la NASA sólo cabría rezar si un gran objeto se dirigiera a una gran ciudad

impactoMadrid. (Europa Press).- El administrador jefe de la NASA, Charles Bolden, ha señalado, en su comparecencia en la Comisión de Ciencias en el Congreso de Estados Unidos, que solo cabe rezar si un asteroide se dirigiera a Nueva York.

Un asteroide de unos 17 metros de diámetro explotó el pasado 15 de febrero sobre Chelyabinsk, Rusia, generando ondas de choque que rompieron ventanas y dañaron edificios. Más de 1.500 personas resultaron heridas. Más tarde, ese mismo día, un asteroide más grande descubierto el año pasado pasó a solo 27.681 kilometros de la Tierra, más cerca que los satélites de telecomunicaciones que rodean el planeta.

Para Bolden, estos eventos «sirven como prueba de que vivimos en un sistema solar activo, con objetos potencialmente peligrosos que pasan por nuestro vecindario con una frecuencia sorprendente». «Tuvimos la suerte de que los acontecimientos del mes pasado fueran simplemente una coincidencia interesante en lugar de una catástrofe», dijo el presidente del Comité, Lamar Smith, republicano de Texas, quien convocó la audiencia para saber qué se está haciendo y cuánto dinero se necesita para proteger mejor el planeta.

La NASA ha encontrado y sigue de cerca un 95 por ciento de los objetos más grandes que vuelan cerca de la Tierra, los que tienen 1 kilómetro o más de diámetro. «Un asteroide de ese tamaño, de un kilómetro o más grande, probablemente podría acabar con la civilización», dijo John Holdren, asesor científico de la Casa Blanca, a los legisladores en la misma audiencia.

Sólo se conoce un 10% de potenciales «asesinos de ciudades»

Sin embargo, sólo se conoce aproximadamente el 10% de una estimación de 10.000 potenciales asteroides «asesinos de ciudades», aquellos con un diámetro de 50 metros, añadió Holdren.

En promedio, se estima que los objetos de ese tamaño llegan a la Tierra alrededor de una vez cada 1.000 años. «A partir de la información que tenemos, no sabemos de ningún asteroide que amenace la población de los Estados Unidos«, dijo Bolden. «Pero si viene en tres semanas, recen».

Además de la intensificación de sus esfuerzos de vigilancia y la creación de alianzas internacionales, la NASA está considerando el desarrollo de tecnologías para desviar un objeto que puede estar en un curso de colisión con la Tierra.

El asteroide que explotó sobre Rusia el mes pasado fue el objeto más grande que chocó con la atmósfera de la Tierra desde el evento de Tunguska en 1908, cuando un asteroide o un cometa explotó sobre Siberia, arrasando 80 millones de árboles en más de 2.150 kilómetros cuadrados.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/


Medio millar de personas han resultado heridas a consecuencia de la caída de fragmentos de un meteorito en la provincia rusa de Cheliábinsk, en la zona de los Urales. La mayoría de las víctimas, 16 de las cuales han tenido que ser hospitalizadas, ha sufrido cortes a causa de los trozos de vidrio que saltaron debido a la onda explosiva producida por el cuerpo celeste. El inusitado fenómeno se produjo de madrugada, cuando en España eran las 4:23 horas.

Leer más

De 50 metros de ancho, volará por debajo de los satélites y se convertirá en la roca de ese tamaño más cercana jamás detectada por los radares

meteoritoEl próximo 15 de febrero un asteroide de la mitad del tamaño de un campo de fútbol sobrevolará la Tierra a sólo 27.600 km, aún más cerca que algunos de los satélites artificiales que la humanidad ha enviado ahí arriba. La NASA asegura que no existe ningún peligro de colisión, pero la roca espacial, denominada 2012 DA14, ha captado toda la atención de los científicos, ya que se trata de una aproximación de récord. Desde que la agencia espacial comenzó a seguir este tipo de objetos en los alrededores de nuestro planeta en la década de los 90 nunca ha sido testigo de uno tan grande tan cerca de nosotros.

La vecindad de la Tierra está repleta de asteroides de todos los tamaños y formas, que van desde fragmentos más pequeños que las pelotas de playa a rocas montañosas de muchos kilómetros de diámetro. Muchos de estos objetos provienen del cinturón de asteroides, mientras que otros pueden ser cadáveres de cometas quemados y «muertos» hace mucho tiempo.

El 2012 DA14 es un asteroide cercano a la Tierra bastante común. Mide unos 50 metros de ancho, ni muy grande ni muy pequeño, y es, probablemente, rocoso, en lugar de estar compuesto de metal o hielo. El científico Don Yeomans, del programa de Objetos cercanos a la Tierra en el Laboratorio a Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA estima que un asteroide del tamaño 2012 DA14 sobrevuela la Tierra, como promedio, cada 40 años, y solo se estrella contra ella cada 1.200 años aproximadamente.

Leer más

glaciacion4

A lo largo de su historia la Tierra ha sufrido periódicos descensos de temperatura que han cubierto buena parte de su superficie con una gruesa capa de hielo

A lo largo de las cinco eras en las que se divide su existencia la Tierra ha sufrido numerosas glaciaciones, un fenómeno desconocido para el ser humano actual pero que durante cientos de miles de años cubrió con una gruesa capa de hielo buena parte del globo.

Se han formulado numerosas teorías para intentar comprender estos súbitos cambios climáticos que en los casos más extremos produjeron un descenso de 15 grados en la temperatura media del planeta. Entre las posibles causas se ha recurrido a los cambios de la órbita del planeta alrededor del Sol o la disminución periódica de la actividad de este, que provocaría que irradie menos calor hacia la Tierra. El movimiento de los continentes es otra de las explicaciones que se barajan debido al bloqueo que las masas de tierra habrían ejercido sobre la circulación de las corrientes de agua caliente que viajan desde el Ecuador a los polos y los calientan. También se ha formulado la hipótesis de que una intensa actividad volcánica cubriera con una densa nube de cenizas la atmósfera, lo que habría impedido que los rayos solares penetrasen hasta la superficie terrestre. Incluso se ha barajado que alguna glaciación se haya debido al impacto de un meteorito.

Leer más

2012_Mayan

El Observatorio Astronómico romano se suma a las voces tranquilizadoras sobre las interpretaciones erróneas de las profecías mayas

Ciudad del Vaticano. (EFE).- El fin del mundo, «por ahora», no llegará, ha afirmado este martes el director de la Specola Vaticana (Observatorio Astronómico), José Funes, quien dijo que no hay que preocuparse por «profecías» como la que -erróneamente pero de forma muy extendida- se atribuye al calendario maya y que muchos han llegado a creer que fija el fin del mundo para el próximo 21 de diciembre.

El jesuita Funes manifestó que en los últimos días se habla del inminente fin del mundo, que los mayas habrían predicho para el 21 de diciembre de 2012, y que basta navegar por internet para ver que ese tema registra 40 millones de resultados.

«Según esa profecía, se verificaría una alineación de lo planetas y del sol con el centro de la Vía Láctea y una inversión de los polos magnéticos del campo terrestre. No vale la pena discutir la base científica de esas afirmaciones, obviamente falsas», señaló Funes en el diario vaticano L’Osservatore Romano.

Leer más