Entradas

La noticia fue dada a conocer por Frederic Gio Dog el director de la misión conjunta franco-egipcia que encontró unos silos que contenían huesos de animales y herramientas de cerámica y piedra en la zona de Tell al-Samara en la provincia de El Dakahlia, a unos 145 kilómetros al norte de El Cairo.

Los restos hallados confirman la presencia de asentamientos humanos hacia el 5000 aC. es decir, unos 2.500 años antes de la construcción de las pirámides de Gizeh, según la datación oficial y revelarían la presencia de una comunidad de la que no se tenía conocimiento alguno hasta la fecha.

Leer más

por Redacción DogmaCero

Un equipo internacional de arqueólogos, utilizando tumografia de muones, ha descubierto una nueva cámara hasta ahora oculta en la Gran Pirámide

Hace pocos días la noticia saltó a la actualidad a través de un estudio publicado en la revista Nature en la que se hacia eco de la investigación de un equipo internacional de arqueólogos dirigidos por el japonés Kunihiro Morishima de la Universidad de Nagoya y con la colaboración internacional de la misión científica Scan Pyramids.

En dicho estudio los investigadores explicaban que, tras analizar las imágenes obtenidas mediante una sofisticada técnica de tomografía de muones, llegaban a la conclusión de que existía una cámara en el interior de la Gran Pirámide, hasta ahora desconocida. De hecho, el mismo Morishima ha declarado que «cavidad no había sido conocida por nadie hasta el presente desde la construcción de la pirámide hace 4.500 años». Dicha cámara tendría unos 30 metros de largo y presentaría una sección transversal similar a la de la Gran Galería, localizada debajo de esta nueva cámara descubierta ahora.

 

Leer más

 

Por Andrew Collins, escritor

Andrew Collins, autor El misterio del Cygnus y Bajo las pirámides , presenta pruebas recientes de que el sistema de la estrella de Cygnus está detrás de un gran diseño o de un modelo cósmico en Giza

Nuevos cálculos muestran que las tres estrellas en las «alas» de la constelación de Cygnus se correlacionan casi perfectamente con las posiciones de las Pirámides de Giza. A este misterio hay que añadir el descubrimiento que esas mismas tres estrellas se observaron  para establecer su correspondencia con las piramides en la epoca de su construccion, hacia el 2600-2500 AC.

Estos hallazgos, realizados por el ingeniero Rodney Hale, hacen que sea casi seguro que el complejo de las pirámides de Giza fue construído para ajustarse a un gran diseño, un esquema estructural que involucra a las estrellas de Cygnus en su capacidad de representación del vientre celestial de Nuit, la antigua diosa egipcia del cielo, porque fue aquí donde el faraón fallecido, en su papel de hijo Osiris, dios del inframundo, logró renacer y se convirtió en uno con las estrellas.

Leer más

Egipto Albert Slosman nace en 1925 y muere en 1981. Fue profesor de matemáticas, era experto en análisis informático, y participó en los programas de la NASA para el lanzamiento de los Pioneer sobre Júpiter y Saturno.

Su intención de escribir una historia del monoteísmo desde sus orígenes hasta la actualidad y su búsqueda del Origen de todos y de todo, lo conduce por curiosos e inesperados derroteros, y le hace fijar su atención, de manera especial, en la antigua civilización egipcia, cuyos antecedentes y desarrollo investigó en profundidad y con espíritu independiente a lo largo de su, desafortunadamente, corta vida.

Albert Slosman era, en palabras de Robert Laffont, editor de la mayor parte de su obra, un personaje de salud y aspecto extremadamente frágiles, pero animado por una intensa fuerza interior, a quien mantenía con vida, sobre todo, el deseo de llevar a término una obra en diez volúmenes que se había planteado como un inmenso diseño de la permanencia del monoteísmo a través de los tiempos y que su prematura muerte no le permitió concluir.

Un accidente banal, una caída que le fracturó el cuello del fémur en los corredores de la francesa Casa de la Radio, en la que había sido citado para una entrevista por los hermanos Bogdanov, acabó con su vida, quizá porque su cuerpo – su carcasa humana, como él lo llamaba – ya muy quebrantado, no soportó una agresión más, por insignificante que ésta fuese.

Leer más

Un estudio de la Universidad de Cornell demuestra que un largo periodo de sequía disminuyó los recursos alimentarios.

Investigación publicada en ‘Journal of Archeological Science’

piramidesUn conjunto de muestras de árboles han arrojado luz sobre uno de los posibles desenlaces de la civilización egipcia. Según un estudio realizado por la Universidad de Cornell de Nueva York, publicado en ‘Journal of Archaeological Science‘, la caída del imperio egipcio fue consecuencia de un cambio climático.

Alteración de recursos alimentarios

Las muestras se tomaron de un ataúd egipcio y de los barcos funerarios enterrados cerca de la pirámide de Sesostris III. Con estos restos, el equipo utilizó una técnica para comparar los isótopos de radiocarbono de los materiales de madera. Gracias a este trabajo, se ha podido datar con precisión la madera con un error máximo de diez años.

Los resultados del estudio han mostrado que en el año 2200 antes de Cristo se produjo una importante sequía. «Esta anomalía de radiocarbono se explicaría por un cambio en la estación de crecimiento, es decir, un cambio climático, que data de exactamente este periodo árido», ha explicado Stuart Manning, responsable del proyecto.

Un fenómeno que vuelve a producirse

«Los anillos de los árboles muestran la clase de cambio climático rápido que nosotros, los científicos y los políticos, tememos», ha explicado Manning, quien ha señalado que este trabajo muestra que «el cambio climático no tiene por qué ser tan catastrófico como una Edad de Hielo para causar estragos».

«Estamos exactamente en la misma situación que los acadios: Si hubiera algo que escapara del modelo estándar de la producción de alimentos en grandes áreas, sería un desastre», ha concluido.

EUROPA PRESS / Madrid

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/cambio-climatico-pudo-provocar-caida-imperio-egipcio-3277975

Vía: Francisco Casasola