Entradas

Los grupos de presión permiten que los grupos de intereses especiales controlen el proceso de formación de las leyes y, a la vez, cómo se crean e implementan las políticas de salud.

Las compañías farmacéuticas son algunas de las empresas más rentables y más poderosas del mundo. Además de utilizar las ganancias para anunciar productos e influir en los mercados destinados a la prescripción, las grandes empresas farmacéuticas gastan cantidades extraordinarias de dinero en patentes para proteger sus márgenes de beneficio.

Algunos tratamientos para el cáncer pueden costar 600 veces más en los EE.UU. que en otros países – y esta forma de manipulación de los precios sigue siendo legal en los EE.UU.1

Desafortunadamente para los consumidores, el juego está amañado a favor de las farmacéuticas, ya que ellos compran este privilegio presionando a los representantes del gobierno.

Los gastos de esas presiones por parte de la industria farmacéutica han ido aumentando cada año y alcanzaron un máximo histórico de 273 millones de dolares en el año 2009. Los fondos se utilizan con éxito para influir (es decir, pagar sobornos de una forma u otra) en legisladores y políticos y moldear las leyes pendientes.

Leer más

zika_1

Bill y Melinda Gates, han sido llamados los mayores filántropos y “las personas más generosas” del mundo(1). Es cierto que, incluso con el patrimonio neto de US$ 87 mil millones de Bill Gates, sus US$ 28 mil millones en donaciones, es algo que impresiona, al igual que muchos de sus objetivos mundiales en materia de salud, al menos superficialmente (2).

No obstante, si escarba un poco más profundo dentro de la filantropía de la Fundación Gates, encontrará alianzas y asociaciones cuestionables, como la que tiene con el gigante biotecnológico Monsanto, así como algunos proyectos curiosos, como el gasto de US$ 1 billón en programas de formación para periodistas y la investigación en la elaboración efectiva de los mensajes de los medios de comunicación(3).

He manifestado previamente, que Bill Gates podría ser uno de los bienhechores más destructivos del mundo. Por ejemplo, parece completamente ajeno a los defectos fundamentales en la ciencia detrás de los alimentos transgénicos (GM, por sus siglas en inglés).

Este olvido, al parecer se extiende a la ingeniería genética en otros seres vivos más allá de las plantas, al igual que el uso de mosquitos transgénicos, el cual está siendo cada vez más aceptado debido a la reciente «emergencia» en la salud pública por el virus Zika.

Leer más

El pasado mes de septiembre estuve en Perpignan (Francia) visitando el Festival de fotoperiodismo “Visa pour l’image 2014”. Me considero un buen aficionado a la fotografía y un apasionado del Fotoperiodismo. Reconozco que me han marcado profundamente  los trabajos de  fotógrafos como Robert Capa, Cartier-Bressson, Agusti Centelles o los más recientes Steve McCurry,o Kevin Carter, sin olvidar a Samuel Aranda o a la malograda Anja Niedringhaus, cuyas fotografías sobre la guerra de Iraq y Afganistán me dejaron impactado.

En esa visita a Perpignan, pude conocer el trabajo del fotógrafo español Álvaro Ybarra Zavala sobre los desmanes de Monsanto en Argentina. Entonces me prometí que esas fotos que me impresionaron tenía que compartirlas con quienes nos siguen en este blog, por lo que tienen de testimonio y denuncia de unos hechos ignorados por la mayor parte de la opinión pública y porque engarzan perfectamente con los temas que solemos tratar: las conspiraciones farmacéuticas y la connivencia de los poderes públicos.

El cultivo de transgénicos y el uso de productos químicos cada vez más agresivos ha transformado la Industria Agrícola de Argentina. Los casos de cáncer y las malformaciones están aumentando. Una lucha de las poblaciones locales contra un enemigo invisible. Este vídeo muestra las imágenes de “Historia de una tierra herida”, un ensayo fotográfico del periodista Álvaro Ybarra Zavala sobre los terribles efectos de la agricultura de los transgénicos en Argentina. Algunas de las imágenes son impactantes.

Este es el documento y esta es la entrevista efectuada a Alvaro Ybarra en la que explica esta terrible historia y cómo la documentó.

Leer más

Medicina y dinero

Miguel Jara es escritor y periodista independiente, especializado en la investigación de temas relacionados con la salud. Ha escrito libros varios libros en los que cuenta el poder de las grandes farmacéuticas, la peligrosidad de ciertos medicamentos o cómo juegan con nuestra salud con total impunidad.

Por sus trabajos en este campo ha sido galardonado con el premio Eupharlaw-Ibercisalud 2011 como la personalidad del año en el ámbito sanitario. Su lucha es también judicial, a través de un bufete en el que denuncia los daños provocados por medicamentos. Una ejemplo de como ejercer como 4º poder en red, en batalla constante contra las farmacéuticas, uno de los lobbys más fuertes y con un gran dominio en las administraciones públicas.

¿Cómo gestionaron los grandes laboratorios la crisis del ébola?

El virus del ébola no interesaba nada hasta hace unas semanas. Como siempre, se marca un antes y un después cuando se contagian los primeros occidentales. En este momento interviene la OMS, a la que creo que había que prestar más atención sobre sus conflictos de intereses y su actitud siempre pro farmacéutica.

En esta ocasión, no se cumplían los requisitos para declarar una epidemia, y sin embargo la OMS declara el estado de emergencia mundial hace como mes y medio por este motivo. En ese momento, daba el pistoletazo de salida a la campaña de márketing del miedo que finalmente hicieron los medios de comunicación. Como los medios publican mucho sobre el tema, los gobiernos están temerosos y, por no enfadar a su ciudadanía, cuando haya unas vacunas o unos antivirales los van a comprar sin apenas pensarlo.

Con esto quiero decir que la OMS ha creado un mercado que antes no existía. A partir de ese momento las farmacéuticas aprovechan las circunstancias para sacar provecho. En la actualidad hay como 6 o 7 grandes farmacéuticas ensayando vacunas y antivirales.

Leer más