Entradas

cometa 67P

 

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha descubierto ingredientes esenciales para la vida en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, al que lleva analizando desde hace casi dos años. Entre los compuestos que ha detectado se encuentran la glicina -el aminoácido más sencillo que constituye las proteínas- y el fósforo -elemento químico que forma parte del ADN y de las membranas celulares y que está implicado en el transporte de energía-, como se explica en el estudio que se publica ahora en la revista Science Advances.

Los científicos han especulado durante mucho tiempo sobre la posibilidad de que el agua y las moléculas orgánicas que hicieron posible la vida llegaran a la Tierra primitiva gracias a cometas y asteroides, después de que ésta se enfriara tras su formación. La ventaja de los cometas a la hora de desentrañar este misterio es que «realmente no han cambiado en 4.500 millones de años: nos dan acceso a algunos de los ingredientes que posiblemente terminaron en la sopa prebiótica y que, llegado el momento, dieron lugar al origen de la vida en la Tierra», dice el coautor del estudio Hervé Cottin.

Se sospechaba que algunos cometas y asteroides poseen una composición similar a la de los océanos. Sin embargo, Rosetta ha podido observar diferencias sustanciales en este cometa en cuestión, lo que refuerza la hipótesis de que estos cuerpos cósmicos poseen el potencial de actuar de semilla para la vida tal como la conocemos.

Leer más