Entradas

El monumento ha sido hallado al sur del país, y en origen alcanzaba los 13 metros de altura. Se estima que su construcción es anterior a la de Keops, y no tiene cámara funeraria

El hallazgo ha sido desmentido por el Ministerio de Antigüedades

edfu

Edfu, en el sur de Egipto

Un equipo de arqueólogos ha excavado cerca de Edfú, en el sur de Egipto, una pirámide escalonada que fue construida aproximadamente hace 4.600 años. La edificación, actualmente de poco más de 5 metros de altura pero que en su momento alcanzaba los 13 metros, forma parte de las pirámides conocidas como “provinciales”, construidas durante los reinados del faraón Huni (2.635 a.C) o bien Snefru (2.610 a.C). Se estima que la construcción, hecha de ladrillos de arenisca y arcilla, es anterior a la famosa pirámide de Keops tan solo por algunas décadas.

Las siete pirámides provinciales están esparcidas en varios asentamientos de población en el centro y el sur del país árabe. Al no estar destinadas a convertirse en un monumento funerario, no poseen cámaras internas. No está claro cuál fue el propósito de su construcción, pero los expertos creen que eran monumentos públicos para ensalzar el poder de los faraones. Excepto una de ellas, el resto tiene una dimensión muy parecida, con una base de aproximadamente 20 por 20 metros.

Leer más

Fósiles hallados hace una década en Indonesia

Homo_floresiensis

Cráneo de un Homo Floresiensis

Los fósiles hallados hace una década en Indonesia, y que ha sido llamados ‘El Hobbit’ por sus pequeñas dimensiones, no eran de un hombre con problemas de crecimiento, sino que pertenecía a una especie distinta de la humana, según ha determinado un estudio elaborado por científicos estadounidenses y que ha sido publicado en ‘Plos One’.

En un principio, los restos hallados en 2003 en la cueva Liang Bua se creían de un ‘Homo Sapiens’ que, por razones desconocidas, había crecido apenas un metro de altura y pesaba 30 kilogramos. Sin embargo, esta teoría siempre ha sido fuente de debate entre la comunidad científica debido a algunas contradicciones.

Así, mientras algunos expertos en biología evolutiva destacaron que el esqueleto era de ancestros del hombre moderno con aflicciones que impidieron su crecimiento y le dieron un cerebro más pequeño, otros argumentaban que pertenecían a una especie distinta y extinguida, que denominaron ‘Homo floresiensis’ o ‘Hombre de las flores’.

Ahora, el nuevo trabajo corrobora la teoría de que ‘El Hobbit’ pertenece a una especie distinta, dentro de la familia humanoide y, por tanto, «contradice la hipótesis de las condiciones patológicas», según ha apuntado la autora principal del estudio, Karen Baab.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores hicieron comparaciones detalladas entre el único cráneo hallado en la cueva y varios otros ejemplares del género homo: fósiles de homininis extintos, incluidos el Neandertal y el Homo erectus, entre otros, además de compararlo también con humanos modernos saludables y con condiciones patológicas.

Según Baab, una de las conclusiones del equipo es que el cráneo del ‘Homo floresiensis’ se parece más al de los fósiles de homininis que al de los humanos modernos o que a los ejemplares con patologías de crecimiento. La antropóloga ha apuntado que se han «tratado de probar prácticamente todas las hipótesis» y que, en comparación con estudios previos, su informe aporta una visión «mucho más completa».

Los resultados concuerdan con, al menos, otros dos estudios previos, publicados en la revista ‘Nature‘ en 2009, que también argumentaban que se trata de una especie distinta a la del ‘Homo sapiens’.

Fuente: www.europapress.es

Artículos relacionados: https://www.dogmacero.org/el-ser-de-atacama-no-es-un-fraude-entrevista-a-ramon-navia-osorio-villar-2/

116496314(Traducción y síntesis del artículo original: Carbon and radiocarbon dating: a primer, de la revista “Mammoth trumpet”, marzo de 2001)

Nota previa: “Mammoth Trumpet” es la revista cuatrimestral del departamento de Antropología de la Universidad de Texas y está centrada en el estudio de los primeros habitantes de América. Sus artículos y su temática en general se adhieren a la ortodoxia científica en arqueología, como se puede comprobar en su página web. No obstante, en este número presentaba el estudio de dos científicos sobre la posible existencia de un desastre nuclear (natural) en Norteamérica en épocas remotas que habría causado una gran alteración de los niveles de Carbono-14, lo que a su vez habría afectado a la fiabilidad de las modernas dataciones por radiocarbono. Como presentación de este documento, un tal “JMT” firmaba un artículo de introducción que explica los problemas de la datación por radiocarbono y da contexto a las tesis de estos dos autores. Al final de este artículo, no obstante, se advierte al lector sobre lo controvertido de las teorías de estos autores y se apoya la confianza habitual en el método del C-14.

El radiocarbono: elemento inestable

El tipo de carbono llamado carbono-14 se crea continuamente en las capas altas de la atmósfera, donde los rayos cósmicos de procedencia estelar bombardean las moléculas de aire, creando lotes aleatorios de materia atómica y liberando neutrones. Cuando un neutrón colisiona con un átomo de nitrógeno, éste lo captura y se libera un protón. Con 6 protones, se ha convertido ya en carbono con 14 nucleones. Este es el C-14, un isótopo inestable de carbono, o carbono radioactivo. Siendo radioactivo, el C-14 decae, se desintegra. El átomo de radiocarbono emite una débil partícula beta (β) mientras se transforma en N-14, el átomo de nitrógeno del cual proviene.

La concentración de C-14 en depósitos de carbono es mínima, sólo un átomo de radiocarbono por cada 1012 átomos de isótopos de carbono estable. El C-14 se comporta como otros isótopos de carbono, que se combinan con el oxígeno y forman parte del ciclo del carbono de cada célula viva. Cuando muere el organismo huésped, no hay más ingesta de carbono o radiocarbono, y entonces el C-14 comienza a decaer.

Leer más

xavier

Nos complace en presentar el curso que realizará Xavier Bartlett, editor adjunto de DogmaCero el próximo día 24 de agosto de 2013 (en sesiones de mañana y tarde)  en la sede de la asociación Plural-21 en Barcelona y que tiene una duración aproximada de 8 horas, en horario de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

Se trata de un curso abierto a todo tipo de personas interesadas y que se configura como una auténtica “hoja de ruta” para entender las diversas corrientes que existen en el ámbito de la denominada “historia alternativa”.

Ponente

Xavier Bartlett, licenciado en Prehistoria e Historia antigua por la Universidad de Barcelona y editor adjunto de la revista digital “DogmaCero”. Autor del libro “La historia imperfecta”, pendiente de publicación.

Sinopsis

¿Es el origen del hombre y de la civilización tal como nos lo cuentan en la escuela o en la universidad? ¿Qué grado de certeza tenemos respecto de algunas concepciones ya consolidadas? Frente a la investigación académica, numerosos autores han explotado un género literario conocido como historia o arqueología alternativa, que reta el conocimiento aceptado en el campo científico.

Este curso describe y analiza el panorama internacional de este género desde sus inicios a través de sus autores más destacados y sus teorías más difundidas, proponiendo un debate sobre lo que es científico y lo que es pseudocientífico. En suma, se abre la puerta a otra visión del pasado más remoto desde un enfoque crítico con la ciencia oficial, a fin de plantear nuevos escenarios que puedan ser abordados sin ningún prejuicio intelectual.

Leer más

ancient_sumerians

El descubrimiento casual, realizado por un cultivador de algodón del área de Phoenix, de elementos compuestos de un solo átomo en los años 1970 puede haber abierto la puerta a la energía libre ilimitada, la cura del SIDA y el cáncer, la longevidad, velocidades más rápidas que la de la luz, la anti gravedad y mucho más, quizás incluso viajes en el tiempo o ínter dimensionales.

¿Pero puede precipitar este descubrimiento nuevas políticas e incluso la guerra para ganar el control sobre esta nueva tecnología? Y, si bien este descubrimiento ha sido sorprendente para la ciencia moderna, parece ser que no es nada nuevo.

Como afirmaba el Eclesiastés 1:9 (Edición Nueva Internacional): “Lo que ha sido será otra vez, lo que ha sido hecho será hecho otra vez; no hay nada nuevo bajo el sol.”

Hoy en día, varios eruditos han relacionado este alucinante descubrimiento con la mitología y las leyendas del pasado más lejano, especialmente las de la antigua Mesopotamia actualmente conocida como Irak.

El interés por esta nueva tecnología creció rápidamente y hacia el año 2003, algunos investigadores incluso afirmaban que la invasión de Irak había tenido que ver más con este nuevo descubrimiento que con el petróleo, las armas de destrucción masiva o con un cambio de régimen. Esta historia de hallazgos nuevos y asombrosos, su conexión con los relatos del pasado antiguo y el posible papel que todo esto juega en los acontecimientos mundiales actuales está ganando más y más el interés del público.

Parece como si estos secretos primordiales se hubieran perdido hace siglos, aunque vestigios de este conocimiento podrían haber sido conservados a través de los años por una serie de sociedades secretas.

Leer más