Entradas

Por David Álvarez-Planas

En mayo de 1981, (hoy se cumplen 40 años) la convulsa sociedad española, todavía no recuperada del intento de golpe de estado del 23 de febrero de ese año, despertó con el anunció de una nueva amenaza, esta vez en forma de enfermedad desconocida que amenazaba convertirse en una pandemia de proporciones imprevisibles.

Al principio se habló de una enfermedad de origen desconocido que se transmitía por vía respiratoria. Algunos la identificaron con una “neumonía atípica”, otros con la legionella. Finalmente, la versión oficial fue que la causa de esa epidemia que, a día de hoy, se estima que causó unas 1.000 víctimas y alrededor  de 50.000 afectados, fue un envenenamiento debido al aceite de colza adulterado, pese a que algunas víctimas nunca habían ingerido aceite de ese tipo y otras muchas personas que sí lo habían hecho –y en cantidades importantes-  nunca enfermaron. Esta es la cronología de una auténtica y real conspiración para ocultar la verdad, una verdad inquietante que cuando se conoce nos revela que, en ocasiones, los ciudadanos somos meras marionetas en manos de inconfesables intereses. Leer más

Síndrome Tóxico Español de 1981: el agente causante NO fue el aceite de colza

SÍNDROME TÓXICO: UNA SENTENCIA REVELADORA…

0300-tomatesLa alarma en torno al Síndrome Tóxico (ST) se disparó el 1 de mayo de 1981. Durante 40 días, el gobierno afirmó que la enfermedad se transmitía por vía respiratoria y canalizó todos los esfuerzos e investigaciones en busca de un misterioso “bichito”, marginando a quienes afirmaban que era una intoxicación por vía digestiva.

La noche del 10 de junio hubo el primer indicio público de que las autoridades cambiaban de bando, aunque iban a seguir marginando a quienes no les siguiesen en su nueva “solución el aceite de colza; esa noche TVE insinuó cierta posible relación entre el ST y unos aceites sin marca que se comercializaban por canales paralelos.

El 17 del mismo mes el Ministerio de Sanidad ordenó la retirada de dichos aceites.

El 30 comenzó una operación de canje gratuito de aceites sospechosos por aceite puro de oliva.

Aunque inicialmente las autoridades trivializaron la epidemia llegando a decir que les preocupaba más la gripe, lo cierto es que la catástrofe causó más de 700 muertos y 25.000 afectados crónicos.

A resaltar que, desgraciadamente, también estas cifras forman parte de la pugna entre las opuestas hipótesis sobre que ocasionó el ST.

El “Equipo de Análisis Ecológicos” publicó en Integral n° 107 una buena introducción al ST, a las hipótesis propuestas y a algunas de sus implicaciones,por lo que es recomendable su (re)lectura.

Leer más