Entradas

portada

Civilizaciones avanzadas: La Esfera de Dysson y  la escala de Nikolai Kardashev

La noticia puede parecer descabella: unos astrónomos barajan la posibilidad de que pueda existir una megaestructura cuyo origen habría que buscarlo en la tecnología de una supercivilización extraterrestre cientos –tal vez miles- de años más avanzada que la nuestra. O esto al menos, sería una posible explicación a las oscilaciones observadas en la estrella KIC 8462852 o “Estrella de Tabby” (1).

Posiblemente nuestros lectores juzguen imposible una explicación como esta, sin embargo, en un universo por definición infinito, también las posibilidades de hallar una  tecnología tan avanzada –casi mágica para nosotros- deberían ser infinitas.

Leer más

robert_llimos

El artista Robert Llimós inaugura en Barcelona una exposición basada en el contacto que tuvo en las playas de Fortaleza (Brasil) en julio de 2009.

Por Redacción DogmaCero

Robert Llimós i Oriol es un pintor y escultor de renombre internacional. Nació el 19 de octubre de 1943 en Barcelona y estudio en la prestigiosa Escuela Massana y en la Escuela Superior de Bellas Artes Sant Jordi de esta ciudad. Se inició como pintor de la Nueva Figuración (1965-1968). En 1969 se adentró en el arte conceptual para volver de nuevo a la pintura figurativa dentro de una línea expresionista.

Entre 1975 y 1983 residió en Nueva York y entre 1987 y 1988 en Miami para volver a Barcelona, en donde reside actualmente.

Entre sus obras cabe destacar la pintura mural que realizó para la familia March en su residencia mallorquina de Cala Ratjada o la escultura de «Marc» que realizó en 1996 para los Juegos Olímpicos de Atlanta (existe una copia de esta escultura en la Villa Olimpica de Barcelona). Recibió el Premi Nacional d’Arts Plastiques de la Generalitat de Catalunya (1994). Además de pintura y escultura, su obra incluye o bra gráfica, murales, carteles etc.

Su vida sufrió un vuelco cuando, de forma inesperada, entró en contacto con otra realidad…

Leer más

ufo_crash

En algún lugar de California, la USAF mantiene un almacén de trozos de metal catalogados y por lo menos un platillo volador intacto. En ese mismo almacén hay varios tanques de formaldehido que contienen los cadáveres de un grupo de diminutos humanoides extraídos de un OVNI estrellado en el sureste de EE.UU. a finales de los ’40.

Esta es, al menos, la historia que han circulado algunos ovnílogos estadounidenses durante los últimos 25 años, y como muchas creencias de la ufología, es pura ficción. Tuvo su origen en un fraude periodístico publicado en México, adquiriendo inmortalidad por el humorista Frank Scully y su bestelller Behind the Flying Saucers de 1950.

Leer más

javier sierraHace casi 67 años, los titulares del Diario Roswell de Nuevo México, publicaban una de las noticias más extrañas de la historia, “LA RAAF captura platillo volador en el rancho de la región Roswell”, dicha noticia se dio el día 8 de julio de 1947. Con el transcurso del tiempo, dicha localidad, se fue convirtiendo en  la capital mundial de la ufología, a la cual asistían y siguen asistiendo  gran cantidad de investigadores, con la finalidad de desentrañar el enigma.

Una de las cosas más extrañas en torno a este caso, fueron las diversas versiones que el Gobierno norteamericano fue dando en el transcurso del día de este incidente.  Entre las diversas contradicciones, hay dos que son de llamar la atención. La primera fue dada por el oficial Walter Haut, diciendo que un disco volador había sido recobrado en el rancho cercano a la base militar, por el grupo de operaciones 509. Lo describían como producto de un choque.

La segunda versión fue dada por el general de la fuerza aérea Roger Ramey, donde afirmaba que el objeto era simplemente un globo meteorológico, presentando al público los restos recuperados.

Pero eso no era todo, porque después de algunas décadas, algunos militares retirados que estuvieron en el incidente, comenzaron a divulgar una serie de comentarios que llamaron la atención de muchos. Jesse Marcel, un oficial de inteligencia, comentaba que entre los restos recuperados, había algunos que eran extremadamente ligeros y muy resistentes. Otros testigos, decían que se habían recuperado dos pequeños cuerpos, que tripulaban la nave en forma de huevo que se había estrellado cerca de la localidad.

¿Oculta algo el  Gobierno de los Estados Unidos?, ¿qué fue lo que recuperaron los militares en el Rancho Foster?, hay muchas interrogantes al respecto. Pero de lo que si podemos estar seguros, es que este hecho cambió la historia del mundo y nos enseñó a observar el cielo de una manera distinta.

Javier Sierra es hoy en día, uno de los más conspicuos escritores que se han atrevido a desentrañar el secreto;  hace 20  años realizó una de las investigaciones más detalladas, entrevistando a los pocos testigos que aún estaban con vida y a los hijos de ellos que guardaban algún secreto.

Hoy decide lanzar nuevamente esta investigación, para los lectores de Latinoamérica, no solo para los apasionados del asunto, sino también para los nuevos inquisidores, que inician su carrera en el terreno de la ufología.

Leer más