Tormeta Solar

Esta afirmación podría ser calificada de alarmista, incluso de “serpiente de verano” (la prensa la recogió con discreción a principios del pasado mes de agosto) a no ser porque quien la hace es Paul Singer, inversor norteamericano cuya fortuna personal Forbes calcula en 1,9 mil millones de dólares y la cara visible de NML Capital, el “fondo buitre” que reclama a Argentina 1.300 millones de dólares por unos bonos que compró por 40 millones.

En un carta que dirigió a sus inversores y filtrada a Bloomberg, Singer advierte de que una repentina tormenta solar podría destruir la economía mundial. Estas mismas declaraciones las efectuó posteriormente al Financial Times y otros medios financieros al advertir que frente a otros escenarios de riesgo más habituales, «Hay un riesgo que en estos momentos sobresale respecto de todos los demás, tanto a la vista de su daño potencial como de su probabilidad: un pulso electromagnético» (EMP por sus siglas en inglés).

Leer más

Bòlid 07-09-2014 from jessica lleonart on Vimeo.

Una bola de fuego, con una larga estela ha iluminado el cielo de Catalunya esta madrugada, a eso de las seis y media de la mañana, según afirman los testigos. La “Xarxa d’Investigació sobre Bòlids y Meteorits” ha confirmado a Catalunya Informació que esta realizando investigaciones para saber de qué se trata. De entrada revisan las imágenes que puedan haberse registrado en los puntos de observación que tienen repartidos por el país.

Los testigos que aseguran que el fenómeno ha sido visible desde muchos puntos del país. Según las imágenes registradas por Josep Maria Petit Prats, miembro de AstroGirona –que ha podido captar la secuencia final con una de sus cámaras de vigilancia desde Sant Antoni de Calonge, el bólido ha cruzado inflamado el cielo, con una gran iluminación, dejando una larga estela y rastro de humo al desintegrarse, seguramente por el contacto con la atmósfera.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Catalunya también ha informado del posible meteorito, que ha iluminado el cielo de Barcelona con un fogonazo a las 06:55 de hoy (07-09-2014), según ha constatado el personal de guardia de esta entidad.

Por su parte, la “Xarxa d’Investigació de Meteorits” ha actualizado en su página web el listado de este tipo de fenómenos, incluyendo el que se ha visto esta mañana, realizado por el Dr. Josep M. Trigo, científico titular del Grup de Meteorits, Cossos menor i Ciències Planetaries del Institut de Ciències de l’Espai (CSIC-IEEC).

Fotografia del bólido avistado en Catalunya la madrugada del 7-9-2014

Fotografia del bólido avistado en Catalunya la madrugada del 7-9-2014

En este listado sólo se incluyen los casos más luminosos y representativos, ya que a las 25 estaciones operativas de la citada Xarxa se detectan cada año unos 500 bólidos. De momento, en la lista sólo se recoge el registro de varias imágenes de la estela persistente del posible meteorito avistado hoy, pero todavía no se ha podido determinar su origen ni precisar su magnitud.

El rango de observación del posible meteorito se ha extendido a otras zonas como Andalucía, Aragón, Castilla la Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, País Valencia y Extremadura, según la citada Xarxa.

En Catalunya los testimonios en Twitter proceden de poblaciones barcelonesas como Olesa de Montserrat, Berga, Ullastrell y Badalona, así como Tarragona y Barcelona.

Un bólido o bola de fuego es como se denomina el fenómeno luminoso de magnitud –4 o inferior producido cuando una partícula de origen interplanetario penetra en la atmósfera terrestre a velocidades de entre 11 y 73 kilómetros por segundo.

Estas partículas son rocas desprendidas de asteroides, cometas o, incluso, rocas de la Luna o Marte, aunque esta situación es más rara, según informa la Xarxa d’Investigació sobre Bòlids i Meteorits.

Fuente: http://www.ara.cat/societat/bolid-cel-meteorit-Catalunya_0_1207679404.html

Via: Laura Alvarez

Los telescopios Webb y WFIRST-AFTA sentarán las misiones futuras que extenderán la búsqueda de océanos en forma de vapor de agua atmosférico y de vida.

vida-extraterrestre

Madrid. (EP).- Expertos de la NASA e instituciones asociadas han expuesto en Washington su hoja de ruta para la búsqueda de vida en el Universo, que implica el uso de telescopios actuales y futuros. «En algún momento en el futuro cercano, la gente será capaz de apuntar a una estrella y decir que tiene un planeta como la Tierra», dice Sara Seager, profesora de Física y Ciencia Planetaria en el Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge, Massachusetts.

«Los astrónomos piensan que es muy probable que cada estrella en nuestra galaxia, la Vía Láctea, tenga al menos un planeta». La misión de la NASA para estudiar los sistemas planetarios alrededor de otras estrellas se inició con observatorios en tierra, luego se trasladó a los activos basados en el espacio, con telescopios como Hubble, Spitzer y Kepler.

Los telescopios actuales pueden ver muchas estrellas y saber si tienen uno o más planetas en órbita. Aún más, pueden determinar si los planetas están a la distancia correcta de la estrella para tener agua líquida, el ingrediente clave para la vida tal y como la conocemos.

La hoja de ruta de la NASA continuará con el lanzamiento del Satélite de Observación del Tránsito de Exoplanetas (TESS) en 2017, el Telescopio Espacial James Webb en 2018, y tal vez la propuesta de Telescopio de Observación en Infrarrojo de Amplio Campo-Telescopio Activo Centrado en Astrofísica (WFIRST-AFTA) a principios de la próxima década.

Estos futuros telescopios encontrarán y caracterizarán una serie de nuevos exoplanetas para ampliar nuestro conocimiento de sus ambientes y diversidad. El telescopio Webb y WFIRST-AFTA sentarán las bases y misiones futuras que extenderán la búsqueda de océanos en forma de vapor de agua atmosférico y de vida, así como del dióxido de carbono y otros productos químicos atmosféricos en los planetas cercanos que sean similares a la Tierra en tamaño y en masa, un paso clave en la búsqueda de vida.

Tecnología real

«Esta tecnología que estamos usando para estudiar los exoplanetas es real», dijo John Grunsfeld, astronauta y administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. «El Telescopio Espacial James Webb y los próximos avances se están produciendo ahora, no son sueños. Esto es lo que hacemos en la NASA».

Desde su lanzamiento en 2009, Kepler ha cambiado drásticamente lo que sabemos sobre los exoplanetas, con 5.000 objetos potenciales de los cuales más de 1.700 han sido confirmados. Las observaciones de Kepler han dado lugar a estimaciones de miles de millones de planetas en nuestra galaxia, y han demostrado que la mayoría de los planetas dentro de una unidad astronómica tienen menos de tres veces el diámetro de la Tierra.

Hubble

El telescopia espacial Hubble

Kepler también descubrió el primer planeta similar a la Tierra en tamaño orbitando en la «zona habitable» de una estrella, la región donde el agua líquida puede acumularse en la superficie. «Lo que no sabíamos hace cinco años es que quizás el 10 a 20 por ciento de las estrellas que nos rodean tienen planetas del tamaño de la Tierra en la zona habitable», dice Matt Mountain, director científico del telescopio Webb en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore. «Está a nuestro alcance lograr un descubrimiento que cambiará el mundo para siempre», aseguró.

Esta década ha sido testigo del descubrimiento de más y más súper tierras, planetas rocosos más grandes y más pesados que la Tierra. Encontrar planetas más pequeños, los gemelos de la Tierra, es un desafío más difícil, ya que producen señales más débiles.

La tecnología para la detección y la imagen de estos planetas similares a la Tierra se está desarrollando ahora para su uso con los futuros telescopios espaciales. La capacidad de detectar vida extraterrestre puede todavía estar a años o más de distancia, pero la búsqueda se está realizando.

Fuente:: http://www.lavanguardia.com

Científicos alemanes dicen haber detectado evidencias de que el satélite se formó tras la colisión de un planeta del tamaño de Marte contra la Tierra

choques luna-NASA

Científicos alemanes que utilizan una nueva técnica han explicado que han detectado una diferencia química ligera entre las rocas de la Tierra y rocas lunares. Los científicos han apuntado que son necesarios más estudios para poder confirmar que esas muestras revelan de que el material de otro cuerpo, además de la Tierra, ha contribuido a la formación de la Luna hace unos 4,5 millones de años. De momento, estos investigadores apuntan que el satélite que gira alrededor de nuestro planeta se formó a partir de una nube de escombros lanzados al espacio después de un cuerpo del tamaño de Marte, llamado Theia, chocase contra una joven Tierra.

Los diferentes planetas del sistema solar tienen ligeras diferencias en sus construcciones químicas. Por lo tanto, los científicos piensan que las rocas lunares podrían contener huellas químicas delatoras de cualquier cuerpo destrozados en la Tierra. Hasta ahora, esas evidencias eran difíciles de detectar. «Hemos desarrollado una técnica que garantiza la separación perfecta de los isótopos de oxígeno de las trazas de otros gases«, explica Daniel Herwartz, de la Universidad de Colonia, en Alemania. «Las diferencias son pequeñas y difíciles de detectar, pero están ahí», agregó Herwartz, el autor principal de un artículo sobre el descubrimiento publicado en la edición de esta semana de la revista Science.

Los resultados indican, según los investigadores, que la composición de la Luna es aproximadamente 50% Tierra y 50% Theia. No obstante, insisten en que se necesita más trabajo para confirmar esta estimación.

El equipo de científicos de la Universidad de Colonia ha analizado las rocas traídas a la Tierra por los astronautas de la NASA durante las misiones  Apolo XI, Apolo XII y Apolo XVI, que fueron a la Luna en 1969 y 1972.

«Este trabajo es el primero que muestra diferencias en los isótopos de oxígeno», explica Robin Canup, científico planetario del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado (EEUU), quien no ha participado en la investigación. Este científico apunta que las diferencias apuntadas en el trabajo de los investigadores alemanes son «extremadamente pequeñas», lo que, en su opinión, puede generar una discusión científica sobre si esas diferencias son reales o fruto de la interpretación de los datos.

Mientras tanto, otros equipos de científicos han estado buscando en titanio, silicio, cromo, tungsteno y otros elementos químicos, pero hasta ahora las muestras lunares no muestran diferencias detectables a partir de muestras de la Tierra.

Fuente: www.publico.es

La clave serían los ‘agujeros de gusano’, unos hipotéticos túneles que crean ‘atajos’ en el espacio/tiempo

agujeros_negros

 

Barcelona. (Redacción).- ¿Es posible enviar mensajes al pasado o al futuro? Aunque pueda parecer ciencia ficción, quizás no estemos tan lejos. Así al menos lo piensa el científico Lucas Butcher, de la Universidad de Cambridge (en el Reino Unido). ¿La clave?, los llamados agujeros de gusano, unos hipotéticos túneles que crean atajos en el espacio/tiempo que podrían permitirnos recibir mensajes del futuro.

Esta teoría de los agujeros de gusanos fue plasmada por vez primera por el mismísimo Albert Einstein, que junto con Nathan Rosen da a estos hipotéticos túneles el nombre alternativo de puentes de Einstein-Rosen. El problema consiste en que, si realmente estos túneles existen, no permanecen abiertos el tiempo suficiente para que un humano, o incluso una sola partícula de luz, puedan pasar a través de ellos.

Ahora, el doctor Lucas Butcher defiende que si un estrecho agujero de gusano permanece abierto el tiempo suficiente, el hombre podría enviar mensajes a través del tiempo mediante los pulsos de luz. En teoría, esos pulsos podrían llevar un mensaje a un pasado lejano o al futuro, relata el Daily Mail en su edición digital.

El estudio de platea una posible solución. Apunta a que, si un agujero de gusano tiene mucha más longitud que anchura, la cantidad de energía negativa presente en él sería suficiente para que el túnel colapsara muy lentamente, lo cual proporcionaría la posibilidad de enviar fotones y, en consecuencia, un pulso de luz de un extremo a otro a través de su interior. Partiendo de la base que los extremos de un agujero de gusano se encuentran en diferentes planos temporales, un mensaje podría ser transmitido a través del tiempo, si la teoría es correcta.

Lo único que la teoría no explica es si este pulso de luz sería lo suficiente grande como para enviar un mensaje con significado.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/ciencia/20140523/54407237205/cientifico-defiende-posibilidad-enviar-mensajes-tiempo.html