La noticia fue dada a conocer por Frederic Gio Dog el director de la misión conjunta franco-egipcia que encontró unos silos que contenían huesos de animales y herramientas de cerámica y piedra en la zona de Tell al-Samara en la provincia de El Dakahlia, a unos 145 kilómetros al norte de El Cairo.

Los restos hallados confirman la presencia de asentamientos humanos hacia el 5000 aC. es decir, unos 2.500 años antes de la construcción de las pirámides de Gizeh, según la datación oficial y revelarían la presencia de una comunidad de la que no se tenía conocimiento alguno hasta la fecha.

Leer más

Machu Pichu: la ciudad perdida de los Incas

Por Xavier Bartlett

Todos los aficionados a la arqueología alternativa saben que uno de los caballos de batalla más firmes de sus tesis heréticas es el tema de las civilizaciones desaparecidas (una o varias), argumento que tal vez permitiría entender algunas cosas que aún hoy en día resultan oscuras o confusas desde el punto de vista arqueológico. Para resumir, podríamos decir que hay dos enfoques principales sobre esta cuestión. Por un lado, están los que abogan por una civilización que data de hace unas decenas de miles de años –encarnada principalmente en el mito de la Atlántida– y que resultó destruida por un enorme cataclismo hace unos 12.000 años, como ya expuse en el artículo reciente sobre catastrofismo. Por otro lado, están los que adoptan una perspectiva de historia cíclica y que creen que ha habido varias humanidades que han nacido, prosperado y desaparecido en ciclos de tiempo muy extensos, llegando incluso a varios millones de años, tal como afirma la tradición védica hindú, y que ha tenido eco en autores occidentales tan conocidos como Michael Cremo.

Por lo demás, tampoco hay una idea muy definida de cómo podrían haber sido esas humanidades pasadas e ignotas. En algunos casos, recogidos por Cremo, se habla de presencia de restos de Homo sapiens (u homínidos anatómicamente modernos) con antigüedades de hace algunos millones de años, pero sin estar claramente asociados a una cultura material determinada. Más bien parece que esos hipotéticos hombres de eras remotas vivirían o bien en una supuesta Edad de Piedra o bien en un estadio de civilización primitivo. No obstante, algunos supuestos objetos sofisticados o avanzados de incierta datación –los famosos ooparts– empujarían a pensar que los humanos de esos tiempos tenían una civilización tecnológica similar a la nuestra o incluso más adelantada. En esta misma línea también cabe mencionar las visiones del psíquico americano Edgar Cayce en las que hablaba de tecnología de cristales y otros poderes que no estarían al alcance de la humanidad actual. Este tipo de especulaciones de algún modo enlazaría con el viejo debate sobre los prodigios de algunas obras megalíticas, asunto polémico que he abordado frecuentemente en este blog (https://laotracaradelpasado.blogspot.com)

Leer más

Un asteroide en trayectoria de entrada en la Tierra

 

Por Redacción DogmaCero

Unas tallas de piedra confirman que un cometa golpeó la tierra alrededor del 11.000 AC, un acontecimiento devastador que aniquiló los mamuts lanudos y precipitó el surgimiento de civilizaciones.

Expertos de la Universidad de Edimburgo analizaron los misteriosos símbolos tallados en los pilares de piedra en Göbekli Tepe, en el sur de Turquía, para averiguar si podían estar vinculados a constelaciones.

Las marcas sugieren que un enjambre de fragmentos de cometa chocó contra la Tierra al mismo tiempo que se produjo una mini-edad de hielo, cambiando todo el curso de la historia humana.

Los científicos han especulado durante décadas que un cometa podría estar detrás de la repentina caída de la temperatura durante un período conocido como el Dryas Reciente (1). Pero recientemente la teoría parecía haber sido desmentida por la nueva datación de los cráteres de meteoritos en América del Norte, donde se cree que el cometa había caído.

Sin embargo, cuando los ingenieros estudiaron las tallas de animales hechas en un pilar -conocido como la piedra del buitre – en Göbekli Tepe descubrieron que las criaturas eran realmente símbolos astronómicos que representaban las constelaciones y un cometa.

Leer más

Pirámide maya de Chichen Itza

El 26 de julio pasado comenzó, para los mayas, un nuevo año, y lo hizo bajo el sello Luna Cósmica Roja. Estos pueblos indígenas mesoamericanos que vivieron hace tres mil años atrás contaron con grandes astrónomos; de hecho, la comprensión que tenían acerca de los astros siguen sorprendiendo a los científicos. Esta sabia cultura realizó una medición del tiempo basada en cálculos matemáticos complejos que sincronizaban ciclos biológicos, culturales y galácticos.

Leer más

por Redacción DogmaCero

Un equipo internacional de arqueólogos, utilizando tumografia de muones, ha descubierto una nueva cámara hasta ahora oculta en la Gran Pirámide

Hace pocos días la noticia saltó a la actualidad a través de un estudio publicado en la revista Nature en la que se hacia eco de la investigación de un equipo internacional de arqueólogos dirigidos por el japonés Kunihiro Morishima de la Universidad de Nagoya y con la colaboración internacional de la misión científica Scan Pyramids.

En dicho estudio los investigadores explicaban que, tras analizar las imágenes obtenidas mediante una sofisticada técnica de tomografía de muones, llegaban a la conclusión de que existía una cámara en el interior de la Gran Pirámide, hasta ahora desconocida. De hecho, el mismo Morishima ha declarado que «cavidad no había sido conocida por nadie hasta el presente desde la construcción de la pirámide hace 4.500 años». Dicha cámara tendría unos 30 metros de largo y presentaría una sección transversal similar a la de la Gran Galería, localizada debajo de esta nueva cámara descubierta ahora.

 

Leer más