Por David Alvarez-Planas

Tampa Bay (Florida) en donde fueron fotografiadas las primeras Entidades Terrestres invisibles

En estos últimos días me ha llegado por diversos medios la noticia de unas fotografías de, al parecer, objetos o entidades invisibles que habrían sido detectadas y fotografiadas por el doctor en física Ruggero Maria Santilli, mediante un telescopio, desarrollado con lentes cóncavas, que él mismo habría diseñado.

La verdad es que me ha extrañado porque la primera vez que tuve conocimiento de este hecho fue a principios de 2016 en un artículo publicado en Ancient Origins¹ y que ahora aparezca en algunos medios como noticia de actualidad es un poco sorprendente.

El descubrimiento fue recogido en un informe publicado en la revista American Journal of Modern Pshysics que afirmaba que se habían podido observar entidades en el entorno de la Tierra que serían invisibles a simple vista, incluso con el empleo de telescopios convencionales. Al parecer, estas entidades, que se fotografiaron en el cielo nocturno, tendrían un comportamiento inteligente que sugeriría que estarían vigilando determinadas zonas del planeta

¿Quién es Ruggero Maria Santilli?

Ruggero Maria Santilli nació el 8 de septiembre de 1935 en Capracotta (Isernia, Italia). Estudió física en la Universidad de Nápoles en donde obtuvo el doctorado (1959) y posteriormente se doctoró en Física Teórica en la Universidad de Turín (1965)²

Foto del Dr. Ruggero Maria Santilli

Ha sido profesor en diversas universidades de prestigio, entre ellas la Universidad de Harvard y el MIT (Massachusetts Institute of Technology). Santilli fue nominado por primera vez para el Premio Nobel de Física en 1985 cuando era profesor visitante del MIT. Su trayectoria académica y profesional son de una solvencia fuera de toda duda. Otra cosa es la posición crítica que ha mantenido con el estamento científico, que lo considera un hereje, lo que lo ha convertido no sólo en un enfant terrible sino en un apestado en toda regla para determinados estamentos académicos.

Santilli mantiene que en muchas instituciones académicas existe una conspiración “de facto” para no investigar aquellas nuevas teorías que puedan entrar en conflicto con las actualmente reconocidas como válidas, como, por ejemplo, la teoría de la Relatividad de Einstein. Afirmación, por cierto, compartida por otros muchos científicos “heterodoxos”.

Esta postura, divergente de la mantenida por la ciencia oficial, no ha evitado que el filósofo austriaco-británico Karl Popper escribiera que las teorías de Santilli sobre física cuántica, representaban un retorno a la cordura científica.

Actualmente Santilli, que cuenta con 84 años, es CEO y jefe científico de Thunder Energies Corporation³ , empresa radicada en Palm Harbor, Florida, y que cuenta con tres divisiones de productos e investigación:

  • Division of Nuclear Equipment (TEC-DNE)
  • Division of Combustionb Equipment (TEC-DCE)
  • Division of Optical Equipment (TEC-DOE

Precisamente, esta última, la Division de Equipos Ópticos, sería la que habría desarrollado el telescopio que, según Thunder Energies, podría detectar objetos en el espacio (galaxias, asteroides y rayos cósmicos) compuestos de antimateria. Los resultados obtenidos fueron publicados en la revista Clifford Algebras and their Applications en 2014

Entidades Terrestres Invisibles (ETI)

Fue con esta tecnologia con la que el Dr. Santilli logró detectar este extraño fenómeno que él califico como figuras o “entidades” inteligentes que, al parecer, se movían en el entorno de nuestro planeta y que no podían detectarse con telescopios convencionales (del tipo que en 1608 inventaran Galileo Galilei y Hans Lippershey).

Entidades Terrestres Invisibles moviéndose

La primera vez que se observó esta anomalía fue a principios de septiembre del 2015, según describre el mismo Santilli en el artículo que se publicó el 8 de junio de 2016 en American Journal of Modern Physics4 con el título Apparent Detection via New Telescopes with Concave Lenses of Otherwise Invisible Terrestrial Entities (ITE), (“La aparente detección mediante los nuevos telescopios de lentes cóncavas de entidades terrestres que serían de otro modo invisibles ETI»)

«El 5 de septiembre del 2015, a las 9:30 PM, el autor enfocó con sendos telescopios de Galileo y Santilli de 100 mm el cielo nocturno de Tampa Bay, Florida, orieintándolos hacia el nordeste de la terraza de la habitación 775 del Hotel Vinoy Renaissance de St. Petersburg (Florida) […] Las pruebas solamente tenían la intención de ubicar posibles galaxias de antimateria y, en consecuencia, el par de telescopios se enfocaron en dirección al cielo, pero la aparición repentina de nubes obligó a interrumpir las pruebas, de modo que el autor orientó los dos telescopios horizontalmente sobre Tampa Bay.

Para su gran sorpresa, entidades no identificadas, pero claramente visibles, aparecieron de inmediato en la pantalla de la cámara conectada al telescopio Santilli, sin ninguna ampliación, sin que las mismas entidades fueran visibles a simple vista y sin ninguna imagen correspondiente exitente en la pantalla de la cámara que estaba conectada al telescopio Galileo. Dicho de otro modo: mientras que en un telescopio se detectaba la presencia de esas “entidades», en el otro no se veía absolutamente nada.

Este intrigante hallazgo provocó un nuevo uso sistemático de los telescopios Galileo y Santilli, esta vez para la búsqueda de entidades llamadas Entidades Terrestres Invisibles, que no serían visibles a nuestros ojos ni a nuestros instrumentos ópticos dotados de lentes convexas, pero que, por el contrario, sí serían totalmente visibles a través del telescopio Santilli de lentes cóncavas, y que se encontrarían en nuestro entorno terrestres»

De este modo, el Dr. Santilli identificó dos tipos de ETIs (Entidades Terestres Invisibles) cuyas conclusiones se presentaron en una conferencia en el Club de Astronomía de St. Petersburg el 25 de septiembre de 2015.

Esquema del telescopio «Galileo» y del telescopio Santilli

Según el Dr. Santilli, las ETI-1 “no son visibles al ojo humano o a instrumentos ópticos convencionales con lentes convexas, pero son totalmente visibles a través de los telescopios Santilli con lentes cóncavas; existen en nuestro ambiente terrestre, y no en el espacio profundo; y dejan «imágenes oscuras» en el fondo de las cámaras digitales acopladas a los telescopios Santilli”.

De las observaciones efectuadas, se desprende que esas entidades tendrían un movimiento lento y rotatorio lo que podría excluir, como hipótesis de explicación, la posibilidad de que en la lente del telescópio o en la cámara acoplada existieran impurezas o motas de polvo.

En su informe el Dr. Santilli destaca que “la emisión de luz antimateria no significa que la entidad esté compuesta de antimateria, porque la existencia de esas entidades dentro de nuestra atmósfera implicaría una explosión cataclísmica debido a la aniquilación materia-antimateria”

Y lo más sorprendete es que a la conclusión que llega el Dr. Santilli es que “parece que las ETI-1 serían entidades-materia de nuestro entorno terreste que consiguen desplazarse mediante la incorporación de antimateria a su interior, de manera que usarían una propulsión materia-antiimateria y lograrían la invisibilidad mediante la emisión de antimateria-luz como una especie de escape”. Estamos, ni más ni menos que ante el mismo modelo de propulsión que algunos investigadores de los «No Identificados» atribuyen a esas supuestas naves no terrestres.

Entidades Terrestres Invisibles tipo 1

En cuanto a las ETI-2, al igual que las anteriores, no serían visibles a simple vista ni con los instrumentos ópticos convencionales, pero si mediante los telescopios Santilli de lentes cóncavas. Existirían en nuestro ambiente terrestre, en lugar de en el espacio profundo y dejan “imágenes brillantes” en el sensor de las cámaras digitales acopladas a los telescopios Santilli.

A diferencia de los ETI-1, que dejan imágenes oscuras, causadas por un tipo de luz equivalente a la antimateria-luz, los ETI-2 parecen estar compuestos de materia que dejan imágenes brillantes causadas por la luz ordinaria, que poseen invisibilidad debido a la “conversión de su índice de refracción de un valor positivo a uno negativo”.

Finalmente, el Dr. Santilli señala que los ETI-2 pulsaban y se movían sistemáticamente hacia atrás y hacia delante, sugiriendo que estaban “llevando a cabo una vigilancia no autorizada del área de Tampa, visible únicamente con el telescopio Santilli”.

Entidades Terrestres Invisibles tipo 2

En consecuencia, el comportamiento de estas entidades (tanto las ETI-1 como las ETI-2) sugeriría que tienen una función de vigilancia de instalaciones sensibles tanto civiles como militares. Por otro lado, la documentación presentada en el trabajo publicado en la American Journal of Modern Physics establece más allá de toda duda razonable y en opinión del Dr. Santilli, la existencia de dos nuevos tipos de luz que quedarían totalmente fuera de toda posibilidad de observación y tratamiento a través de los conocimientos que actualmente tenemos de las leyes físicas.

Los Rods o “barras voladoras”

Cuando leí el informe del Dr. Santilli, vino a mi cabeza el recuerdo de una reunión en la que tuve el honor de participar, en la casa que el investigador Carlos González-Cutre tenía en La Manga del Mar Menor (Murcia, España) hace algunos años en la que asistieron investigadores del fenómeno “No Identificados” de la talla de Ramón Navia o Marcelino Requejo.

Entre los muchos temas que se trataron en aquella reunión se habló de los rods o barras voladoras, una especie de entidades voladoras de pequeño tamaño que sólo serían detectables mediante el uso de cámaras de fotografía o video capaces de captar imágenes a muy alta velocidad (cosa que, en aquella época, a caballo entre la era química y digital, sólo era posible con determinados modelos de cámaras).

Para mi fue una auténtica novedad pues era la primera vez que oía hablar de este tema, más cerca de la criptozología que de la investigación ufológica.

Fotografia de un «rod»

El fenómeno de los rods fue anunciado por vez primera por el controvertido documentalista, productor de TV y ufólogo norteamericano José Escamilla5 , (fallecido en diciembre de 2018), que pudo captarlos por primera vez sobre los cielos de Nuevo Mejico en marzo de 1994. Poco después fueron reportados casos similares en Reino Unido, Japón, Corea, Canadá y México. Al parecer, también cámaras de la NASA habrían captado el mismo fenómeno.

¿Estamos ante la presencia real de entidades biologicas o mecánicas desconocidas? ¿Puede explicarse el fenómeno de los rods como meros defectos producidos por las cámaras con que son filmados? ¿Es tan sólo un fraude?

El documentalista y productor de TV José Escamilla

La última pregunta puede responderse con un rotundo no: los rods no son un fraude. Estas entidades han sido captadas y descritas por miles de investigadores y aficionados en todo el mundo y existen fotografías y videos que no han sido manipulados y que prueban la existencia del fenómeno.

En cuanto a si pueden ser explicadas mediante argumentos tecnológicos, ahí existe gran controversia ya que los círculos escépticos (acostumbrados a explicar determinados fenómenos sin efectuar ninguna investigación sobre el terreno) despachan este asunto como una mera ilusión óptica provocada por “el paso rápido de insectos (especialmente los grandes) batiendo sus alas frente a una cámara” lo que crearía efectos en forma de vara (rod) debido a la llamada “mancha de movimiento” que se producen en las dos imágenes entrelazadas que crean cada fotograma, simplemente porque el vídeo es incapaz de captar nítidamente algo que se mueve a más de cierta velocidad6 .

Finalmente, la respuesta a la primera pregunta (¿Estamos ante la presencia real de entidades biológicas o mecánicas desconocidas?) es más compleja y requiere de gran prudencia y, en el caso de que la respuesta fuera afirmativa, deberíamos ser muy cautos a la hora de clasificarlos como entidades no terrestres porque realmente, nadie sabe a ciencia cierta qué es este fenómeno ni cuál es su origen.

Diversos análisis efectuados de las películas en las que aparecían esas “barras voladoras” reveló que a medida que se acercaban a la cámara mostraban todas las características de objetos tridimensionales, es decir, no eran manchas en el sensor o en la lente ni defectos de la película.

Las mediciones efectuadas mostraron que los rods tenían entre 10 y 90 centímetros de largo, de forma cilíndrica, sin diferencias apreciables entre los extremos (la cabeza y la cola). Se observaron diversos pares de anexos distribuidos a lo largo de todo el cilindro, a modo de aletas que vibran y parecen imitar el batir de las alas de un insecto. Por otro lado, el comportamiento de estas entidades parecía seguir algún tipo de inteligencia: en ocasiones evolucionaban entre sí, como si jugaran, y en ocasiones parecían seguir a la gente. Nunca chocaron o atravesaron objetos y, cuando los detectaban, daban un rodeo, aún cuando significara desviarse de la ruta que seguían hasta entonces. Estas características parecen indicar que estamos ante entidades (tal vez seres vivos) que no pueden pasar a traves de objetos materiales.

Quienes han intentado investigar el fenómeno con rigurosidad sólo pueden afirmar su existencia, documentar su comportamiento y poco más. Algunos los han identificado como pequeñas sondas de origen extraterestre, pero no hay dato alguno que apoye esta hipótesis ni que lo conecte con el fenómeno OVNI.

Fotografia nocturna de un «rod»

Lo que trae de cabeza a los investigadores es por qué esos objetos o entidades no pueden ser vistos a simple vista y sí, en cambio, mediante aparatos de fotografia o video analógicos o digitales. Al principio, se dijo que se debía a que esos rods se movían demasiado rápido para ser captadas por el ojo humano. Sin embargo, y aunque se mueven rápidamente, muchas filmaciones muestran que tardan varios segundos en rodear a una persona de manera que debería poder ser vistos sin demasiadas dificultades.

La hipótesis más aceptada es que posiblemente se trata de algún tipo de insecto, una especie nueva todavía no catalogada (lo que incardinaría el fenómeno dentro de la criptozoología) pero esta solución seguiría sin explicar como es posible que, mientras una cámara puede registrar su presencia, el ojo humano no. Una posible explicación sería que los rods vibrarían a gran velocidad y, al igual que las aspas de un ventilidor, a medida que se acelerasen se volverían borrosos y casi transparentes.

Otros investigadores, más arriesgados, especulan con que esos rods podrían no estar hechos de materia sino de flujos electromagnéticos o algún tipo de energía. De ese modo, ese flujo alteraría la película (o el sensor digital) pero pasaría desapercibido al ojo humano. Si fuera así, estaríamos ante las primeras criaturas vivientes de este tipo de las que tenemos noticias.

Finalmente, otra línea de investigación apunta la posibilidad de que los rods estarían compuestos de algún tipo de materia que todavía no hemos descubierto y esa hipótesis de trabajo, tal vez, conectaría esos objetos con las Entidades Invisibles del Dr. Santilli siendo una especie de ETI-3. Confirmar su existencia sería haber descubierto una forma de vida totalmente nueva y un nuevo tipo de materia en este planeta.

Una última incognita que trae de cabeza a los investigadores es la ausencia total de restos de rods, es decir, de rods sin vida. Y esto es lo que apoyaría la hipótesis de que estariamos ante una forma de materia no convencional. Si fuera así, sus cuerpos posiblemente se desintegrarían al morir o no podrían ser reconocidos como esas “barras voladoras” y se confundirían como restos de partes descompuestas de otros insectos.

Los investigadores reconocen que no saben con certeza si estamos ante algún tipo todavía desconocido de criaturas vivientes o simplemente frente a algún tipo de anomalía que volaría en la atmosfera terrestre como si estuviera viva. Lo que si parece fuera de toda duda es que existen y que se trata de objetos tridimensionales. Sea como sea, merecería ser objeto de una investigación seria, rigurosa y masiva.

Como en otros casos, la ciencia académica simplemente ignora la cuestión.

Con la descripción de las Entidades Invisibles del Dr. Santilli, la cuestión de los rods puede cobrar nueva vida y podría convertirse en un eslabón crucial de la cadena. La revisión de los trabajos existentes acerca de esas ETI a la luz de la evidencia recogida hasta la fecha (y que se remonta al año 1994) sobre esas “barras voladoras” podría ayudar a avanzar en nuevas hipótesis de trabajo que arrojara luz sobre ambos fenómenos.

Tal vez estamos ante fenómenos diferentes, pero, tal vez, es posible que ambos estén, de algún modo, relacionados. Si es así, si existen evidencias de algo o alguién, al parecer dotado de inteligencia, maniobra en nuestro entorno cercano y que ese fenómeno ha sido registrado por personas sin conexión entre si, en lugares diferentes y en tiempos distintos, entonces tenemos algo de lo que inquietarnos.

David Alvarez-Planas


NOTAS

[1] BREAKING NEWS: New Telescope Observes Otherwise Invisible Terrestrial Entities with Intelligent Movement artículo publicado el 26-01-2016 por April Holloway

[2] Puede leerse su extensa carrera académica y profesional en https://web.archive.org/web/20180124213707/http://i-b-r.org/Ruggero-Maria-Santilli.htm

[3] Más información en la página web de la compañía: http://www.thunder-energies.com/index.php

[4] Apparent Detection via New Telescopes with Concave Lenses of Otherwise Invisible Terrestrial Entities (ITE)

[5] Para más información sobre este asunto, puede consultar la página de inicio de Roswell Rods en http://www.roswellrods.com/

[6] Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Rod_(criptozoolog%C3%ADa_y_ufolog%C3%ADa)


PARA SABER MAS:

Misteriosas entidades invisibles recorren el cielo de nuestro planeta
https://www.espaciomisterio.com/ciencia/mundo-futuro/misteriosas-entidades-invisibles-recorren-el-cielo-de-nuestro-planeta_35953

BREAKING NEWS: New Telescope Observes Otherwise Invisible Terrestrial Entities with Intelligent Movement
https://www.ancient-origins.net/news-science-space/breaking-news-new-telescope-observes-otherwise-invisible-terrestrial-entities-020715

Físico descubre entidades invisibles que surcan los cielos terrestres
http://www.cienciasenergeticas.com/2016/12/fisico-descubre-entidades-invisibles.html?m=0

The R.M. Dantilli Foundation
http://santilli-foundation.org/

The Flying Rods by José Escamilla (web desactualizada, pero con información relevante)
http://www.tarrdaniel.com/archives/CyberGuru2011/documents/Ufology/rods.html

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.