En el ámbito de las conferencia y coloquios que organiza Montserrat Guardia en el CAFÉ DE L’ÒPERA¹ de Barcelona, el próximo martes día 10 de diciembre de 2019, a las 8 de la tarde, Benito Muros presenta la ponencia «LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA ¿CÓMO SERÍA UN MUNDO SIN ELLA?»

Más información sobre el evento y reserva de plaza en el blog de Montserat Guardia: https://montseguardia.blogspot.com/2019/11/conferencia-la-obsolescencia-programada.html

La conferencia de Benito Muros, un autentico activista en contra de esta práctica que va contra toda ética promete ser de máximo interés dada la plena actualidad de esta práctica anti ética de las grandes corporaciones.

Benito Muros es un defensor de la economía del bien comñun, a través del movimiento SOP (sin obsolescencia programada), al principio y desde la fundación Feniss después, difunde un modelo económico alternativo basado en la sostenibilidad, en el reparto justo del trabajo y la riqueza, en el desarrollo de los derechos humanos a través de un modelo económico donde no sean los poderes económicos los que intervengan en la política sino una verdadera democracia de los ciudadanos.

La obsolescencia programada es la programación previa del fin de la vida útil de un producto por parte del fabricante de manera que aquel dejaría de funcionar en un momento dado, independientemente de que hayan causas objetivas para que esto suceda. Es decir, el producto se tornaría inservible independientemente de que todavía le pudiera quedar un largo período de utilidad por delante. Naturalmente, esta práctica pretende generar una mayor frecuencia de comprar por parte del consumidor y, de ese modo, aumentar los ingresos de los fabricantes.

La finalidad última es el lucro económico del fabricante, sin tener en cuenta ni las necesidades del consumidor ni las nefastas consecuencies sobre el medio ambiente consecuencia del incremento injustificado de recursos empleados en la fabricación de nuevos productos innecesarios y, sobre todo, por la acumulación de residuos y la contaminación que ello conlleva.

Según cálculos de la European Environmental Bureau (EEB)² detrás de la obsolescencia programada se escondería la emisión de  más de 48 millones de toneladas de CO2., como consecuencia del aumento de energía y recursos derivada del incremento de producción innecesario y la eliminación de los que serían sustituidos.

Estamos pues ante un problema que surge del corazón de nuestro sistema económico, basado en el incremento constante de la producción, el consumo y el beneficio de las grandes empresas y los medios poco éticos para conseguirlo.

Para meditar y actuar en contra de este tipo de prácticas

Redacción DogmaCero

 

(1) El Café de l’Òpera La Rambla, 74 (Barcelona), frente al Gran Teatro del Liceo

(2) Coolproducts don’t cost the earth. Full Report en https://mk0eeborgicuypctuf7e.kinstacdn.com/wp-content/uploads/2019/09/Coolproducts-report.pdf


Para saber más:

Artículo en Publico.es : La obsolescencia programada provoca 48 millones de toneladas de CO2 al año

Periódico El País: Obsolescencia: A los productos fabricados para romperse se les va a acabar el cuento

DogmaCero: Entrevista a Benito Muros: «Hay que cambiar el actual paradigma económico»

DogmaCero: Comprar, Tirar, Comprar. Un documental de Cosima Dannoritzer, que ganó el Premio de la Academia de Television de 2011, y que fue rodado en España, Francia, Estados Unidos y Ghana

«HAY QUE CAMBIAR EL ACTUAL PARADIGMA ECONÓMICO»

Por David Alvarez-Planas y Xavier Bartlett

 

Benito Muros, un hombre controvertido, un hombre que no quiere hablar de política pero al que la política le acaba abduciendo, un hombre que tiene una idea y lleva años luchando por ella: fabricar, a modo de símbolo, una bombilla que pueda alumbrar 80 ó 100 años y que sirva de faro para todos aquellos que no creen ni en la manera ni en el modelo actual de hacer las cosas; para todos aquellos que creen que otro mundo es posible pero que hay que unirse y ponerse en marcha.Alguien dijo una vez “Todo largo camino empieza con un primer paso”.

 

“No quiero hablar de política” nos dice claramente Benito Muros, pero su discurso es abiertamente político. Político en el sentido etimológico de la palabra, ya que se refiere a la implicación de las personas en la “polis”, es decir, en los asuntos públicos o en todo aquello que concierne a la ciudadanía tanto en el ámbito individual como colectivo.

“No me gustan las etiquetas. No soy ni anticapitalista ni nada por el estilo, ni de izquierdas ni de derechas. Yo soy muy… ¿cómo diría?… del sentido común. Y el sentido común nos dice que no podemos seguir como hasta ahora, consumiendo todas las materias primas, tirándolas a la basura a propósito para generar un crecimiento permanente de forma artificial para que la riqueza se concentre cada vez en menos manos.”
Leer más