medicamentos

Allen Frances reconoce que tiene algunos problemas. «Soy olvidadizo, despistado, a veces como compulsivamente…». Pero entre sus haberes está el entrenar cada día su mente y su cuerpo («se me da genial el ejercicio físico»). Quizás por eso nunca ha necesitado medicación para esas alteraciones y también porque, como dice, tiene muy presente que están directamente relacionadas con la cotidianidad del ser humano.

Frances lleva décadas dedicado a su profesión: la Psiquiatría. Desde 1980 ha estado involucrado en la preparación del DSM, el manual estadounidense donde se recogen los diagnósticos de las enfermedades mentales. Colaboró en su tercera edición y dirigió la cuarta y, aunque en las últimas décadas ha ido marcando las pautas para psiquiatras de todo el mundo, fue la quinta edición -en la que él no estuvo presente- la más criticada y la que más controversia generó, ya que se quisieron categorizar como enfermedades problemas que para muchos expertos no eran una enfermedad real. Gracias al debate generado en torno a este manual, su desarrollo se modificó y eliminó los diagnósticos más controvertidos como la adicción al sexo. Sin embargo, algunas patologías recogidas en esta última versión siguen estando en el punto de mira de muchos especialistas que sostienen que sólo van a contribuir a psiquiatrizar más la sociedad.

Como explica a este periódico Frances, de visita en Madrid por la publicación en España de su libro ¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la Psiquiatría (Ariel), según el DSM V, «yo tendría un trastorno neurocognitivo menor, porque a medida que me voy haciendo mayor se me olvidan las caras, los nombres y dónde he aparcado el coche. Pero aun así, consigo funcionar. También tendría el síndrome de atracones, porque se me da fatal la dieta y como todo lo que veo. Cuando mi mujer murió, habría sufrido el síndrome del trastorno depresivo grave por la tristeza que sentí. Mis nietos padecerían un trastorno de desregulación del humor y déficit de atención. Y la lista podría seguir. Las definiciones de los diagnósticos eran ya de por sí demasiado amplias en el DSM IV y con el quinto se puede llegar a una vida cada vez más medicalizada, y eso incluye la receta médica de pastillas».

Leer más

adnLa noción de que la humanidad fue creada por algún tipo de manipulación genética extraterrestre, de acuerdo a algunos investigadores, es la base actual de las historias de la creación, encontradas en los registros sumerios antiguos y los posteriores escritos hebreos. Esta idea es planteada en detalle en la obra del académico israelí Zecharia Sitchin, quien utiliza los registros sumerios para argumentar que el moderno homo-sapiens fue creado por seres del espacio exterior llamados «Nephilim«. Él cree que los Nephilim crearon a los humanos mediante la modificación genética del homo-erectus.

En 1989, la hipótesis radical de Zecharia Sitchin avanzó a otro nivel con la publicación del libro «The Gods of Eden» (Los Dioses del Edén), apropiadamente subtitulado: «The chilling truth about extraterrestrial infiltration – and the conspiracy to keep humankind in chains» (La escalofriante verdad acerca de la infiltración extraterrestre – y la conspiración para mantener a la humanidad encadenada). El autor, un abogado californiano con el seudónimo William Bramley, recopiló las principales investigaciones anteriores sobre el tema de los «astronautas ancestrales» y las reunió con una particular visión conspiratoria de la Historia.

Leer más

Earth Shield

Madrid. (EP).- Un equipo de la Universidad de Colorado ha descubierto un escudo invisible a unos 11.500 kilómetros sobre la Tierra y que bloquea los llamados «electrones asesinos«.

Se trata de unas partículas que circulan alrededor del planeta a una velocidad cercana a la luz y que han supuesto grandes amenazas para astronautas, satélites y sistemas espaciales durante intensas tormentas solares.

Esta barrera para el movimiento de las partículas fue descubierta en los cinturones de radiación de Van Allen, dos anillos que están llenos de electrones de alta energía y protones.

El autor principal del trabajo, Daniel Baker, ha explicado que este cinturón está retenido en su lugar por el campo magnético de la Tierra y se hincha y se contrae periódicamente en respuesta a las perturbaciones de energía entrantes desde el Sol.

Los cinturones de Van Allen se consideran el primer descubrimiento importante de la era espacial -en 1958- y su hallazgo determinó que estaban formados por un cinturón interior y otro exterior que se extendían más de 40.000 kilómetros por encima de superficie de la Tierra.

En 2013, Baker dirigió un equipo que utilizó dos sondas gemelas de la NASA para descubrir un tercer anillo transitorio, el anillo de almacenamiento, situado entre los cinturones y que parece ir y venir dependiendo de la intensidad del clima espacial.

El último misterio sobre este objeto celeste gira en torno a un límite «extremadamente fuerte» existente en el borde interior del cinturón exterior, que parece bloquear los electrones ultrarrápidos.

«Es algo así como los escudos creados por campos de fuerza que se veían en Star Trek y que éstos utilizaban para repeler los ataques de armas alienígenas. Es un escudo invisible que bloquea estos electrones y es un fenómeno extremadamente desconcertante», ha apuntado el científico.

Los autores de este trabajo, que ha sido publicado en Nature, pensaron en un principio que los electrones altamente cargados, que se mueven en bucle alrededor de la Tierra -a más de 160.000 kilómetros por segundo- se van a la deriva lentamente hacia la atmósfera superior y son gradualmente aniquilados por la interacción con las moléculas de aire. Pero la barrera impenetrable, vista en este nuevo estudio, no deja a los electrones llegar tan lejos.

Escenarios posibles

El grupo analizó una serie de escenarios que podrían crear y mantener una barrera. Así, se preguntaron si podría tener que ver con las líneas del campo magnético de la Tierra, que atrapan y controlan los protones y electrones, rebotando entre los polos de la Tierra como cuentas de un collar.

También analizaron si las señales de radio de los transmisores en la Tierra podrían dispersar los electrones cargados en la barrera, impidiendo su movimiento hacia abajo. «Pero ninguna de estas explicaciones tuvo respaldo científico», apuntó Baker.

Otro de los escenarios planteados es que la gigantesca nube de gas frío, cargado eléctricamente, llamada plasmasfera -que comienza a unos 950 kilómetros sobre la Tierra y se extiende por el cinturón exterior de Van Allen- sea la causante de la dispersión de los electrones a través de las ondas electromagnéticas que crean su silbido.

En este sentido, Baker ha explicado que este silbido suena como ruido blanco cuando se juega con más de un altavoz. Para el autor, «la clave es mantener la observación de la región con exquisito detalle». «Si el sol realmente arruina la magnetosfera de la Tierra con una eyección de masa coronal (CME), sospecho que vulnerará el escudo por un período de tiempo», ha añadido.

 

Fuente: http://www.lavanguardia.com/ciencia/20141126/54420764148/hallan-escudo-invisible-star-trek-miles-kilometros-tierra.html

Más información: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2850566/Earth-protected-Star-Trek-style-invisible-shield-Scientists-probe-mysterious-barrier-blocking-killer-electrons.html

ufo sightingsLa Academia de Ciencias de Bulgaria (BAS) Instituto de Estudios Espaciales celebró recientemente su primera conferencia oficial sobre la existencia de los OVNIs y la inteligencia extraterrestre.

El Prof. Lachezar Filipov, presente en la conferencia, declaró lo siguiente: “Hasta ahora este ha sido un tema prohibido para los científicos. Pero el creciente interés del público, no sólo en Bulgaria, sino en el extranjero, ha provocado que la BAS crea que debemos responder a este tipo de fenómenos.”

Según Filipov, la conferencia fue impulsada por las reivindicaciones de “un hombre normal y serio” que vio una “gran platillo del color platino, sin ventanas, sobrevolando el distrito de Kremikovtsi, Sofía (Bulgaria)” a mediados de octubre. El testigo dijo a Filipov que nadie más alrededor parecía haberse dado cuenta del objeto volador, o por lo menos nadie reaccionó.

“Él me encontró y me contó la historia, pero desea permanecer en el anonimato, porque  es un hombre serio con grandes empresas comerciales y tiene miedo que la gente se burle de él”, dijo Filpov. “Sólo le ha contado esto a su esposa y a mí.”

Filipov

Lachezar Filipov

Según Filipov, ha habido otros casos documentados donde sólo una persona entre muchas, vio el OVNI.

Filipov declaró a una emisora de televisión (Nova TV) que el testigo afirma que después de que el “platillo volador” se alejara volando, él experimentó un incidente conocido como “túnel del tiempo”.

“Es por eso que queremos establecer un grupo de trabajo dentro de nuestro instituto”, dijo Filipov. “Ha habido tales informes anteriormente, pero nadie parecía tomarlo muy en serio. Necesitamos investigar esas afirmaciones y ver qué tan fiables son. Hay personas que ven las cosas, pero no las comunican, hay personas que me buscan y me dicen lo que vieron. Pero la mayoría de la gente tiene miedo de que todo el mundo piense que están locos. Si los testigos ven que los científicos investigan este tipo de incidentes, esto les dará más confianza para salir y contar lo que vieron”.

Fuente: http://www.novinite.com/articles/164917/BAS+To+Investigate+UFO+Claims

Fuente: http://exploracionovni.com/2014/11/academia-de-ciencias-de-bulgaria-bas-investigara-avistamientos-de-ovnis/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+ExploracionOvni+%28EXPLORACION+OVNI%29

Via: Francisco Casasola

Medicina y dinero

Miguel Jara es escritor y periodista independiente, especializado en la investigación de temas relacionados con la salud. Ha escrito libros varios libros en los que cuenta el poder de las grandes farmacéuticas, la peligrosidad de ciertos medicamentos o cómo juegan con nuestra salud con total impunidad.

Por sus trabajos en este campo ha sido galardonado con el premio Eupharlaw-Ibercisalud 2011 como la personalidad del año en el ámbito sanitario. Su lucha es también judicial, a través de un bufete en el que denuncia los daños provocados por medicamentos. Una ejemplo de como ejercer como 4º poder en red, en batalla constante contra las farmacéuticas, uno de los lobbys más fuertes y con un gran dominio en las administraciones públicas.

¿Cómo gestionaron los grandes laboratorios la crisis del ébola?

El virus del ébola no interesaba nada hasta hace unas semanas. Como siempre, se marca un antes y un después cuando se contagian los primeros occidentales. En este momento interviene la OMS, a la que creo que había que prestar más atención sobre sus conflictos de intereses y su actitud siempre pro farmacéutica.

En esta ocasión, no se cumplían los requisitos para declarar una epidemia, y sin embargo la OMS declara el estado de emergencia mundial hace como mes y medio por este motivo. En ese momento, daba el pistoletazo de salida a la campaña de márketing del miedo que finalmente hicieron los medios de comunicación. Como los medios publican mucho sobre el tema, los gobiernos están temerosos y, por no enfadar a su ciudadanía, cuando haya unas vacunas o unos antivirales los van a comprar sin apenas pensarlo.

Con esto quiero decir que la OMS ha creado un mercado que antes no existía. A partir de ese momento las farmacéuticas aprovechan las circunstancias para sacar provecho. En la actualidad hay como 6 o 7 grandes farmacéuticas ensayando vacunas y antivirales.

Leer más