Alrededor de las 21:00 horas (hora peninsular española) del pasado 24 de diciembre, una bola de fuego atravesó lentamente  la península ibérica, según afirman numerosos testigos.

El fenómeno que pudo ser detectado por los sensores que la Universidad de Huelva tiene situados en el Observatorio de La Hita en La Puebla de Almoradiel (Toledo). El profesor José Maria Madielo afirmó que este fenómeno se produjo por la entrada de una roca de unos 100 kilos procedente, posiblemente, del cinturón de asteroides.

El bólido empezó a verse en Argelia y entró en la península ibérica por Murcia, atravesándola en diagonal, hasta salir por Bayona, en un recorrido total de algo más de 1.200 kilómetros. Se da la circunstancia de que la altura mínima  a la Tierra, unos 75 km., se situó en la vertical de Ciudad Real.

Al parecer es relativamente frecuente que se registren este tipo de bolas de fuego cruzando la atmosfera, aunque ya lo es menos que, tras abandonar la atmosfera terrestre  sigan su órbita por el espacio. A este fenómeno se le conoce con el nombre de bólido rozador.

Fuente: Medios de comunicación y agencias diversas

Via: Francisco Casasola

Derinkuyu

Arqueólogos turcos han descubierto recientemente una ciudad subterránea cuya antigüedad han datado en unos 5000 años. El hallazgo ha tenido lugar en la región turca de Capadocia, y ha sido calificado como el mayor hallazgo arqueológico de 2014, no en vano se puede tratar, probablemente, de la mayor ciudad subterránea descubierta hasta la fecha. Este nuevo descubrimiento fue anunciado por el periódico turco Hurriyet Daily Bews.

Esta enorme ciudad bajo tierra (al parecer, tendría hasta ocho niveles bajo tierra) se encuentra en la provincia de Nevsehir, en donde se encuentra el complejo subterráneo de Derinkuyu en el que, según los especialistas, llegaron a vivir más de 20.000 personas. La ciudad ahora descubierta, sería todavía mayor y tiene no menos de siete kilómetros de túneles, con estancias para dormir, para cocinar, lugares de culto, pozos para almacenar el agua etc.

El descubrimiento se produjo cuando el organismo para la Administración y el desarrollo urbanístico de Turquia (TOKI) iniciaba el movimiento de tierras previo a la un complejo de viviendas en la zona. Mehmet Ergün Turan, portavoz de TOKI ha declarado que los primeros restos de esta enorme ciudad se encontraron en 2013 pero no ha sido hasta finales del presente año 2014 en el que la zona se ha declarado como área protegida que se ha comunicado a los medios de información.