baalbeck-1

La piedra más grande encontrada en el mundo es la Piedra del Sur o Hajar al Hibla en Baalbek. ¿Cómo pudo alguien cortar 1.500 toneladas de piedra caliza con una precisión extrema, transportarla y elevarla a siete metros de altura? Según la versión comúnmente aceptada de la historia, sería imposible para los habitantes de la antigüedad, con una tecnología muy limitada llevar a cabo tal cosa. ¿Podría ser posible que haya mucho más en la historia de nuestro planeta de lo que se nos ha enseñado?

Los recientes trabajos de Janine Abdel Massih y su equipo de  la UL (Lebanese University) en la colina de Skeih Abdallah, a 800 metros de las ruinas romanas, descubrieron una piedra más grande y maciza que el monolito de Hajar al Hibla. Mide 19,6 metros de largo, 6 metros de ancho y 5,5 metros de espesor. «Hasta entonces. Porque todavía no hemos llegado al interior de la roca para dejarla completamente limpia», dijo Janine Abdel Massih, y añadió que el trabajo se reanudará después de la fiesta del Fitr.

baalbeck-2

Situado en la entrada de Baalbeck, la colina Sheikh Abdallah alberga una antigua cantera de piedra que ha suministrado material de construcción del complejo romano. Y según el arqueólogo, no sería improbable que el monolito quedase inacabado por los constructores del templo de Júpiter, cuyo plan inicial debió ser más amplio, como han señalado estudios previos.

El megalito se encontró ligeramente hacia abajo, cerca de la conocida como Hajar-al Hibla (21,5 metros de largo, 4 metros de ancho y 4,20 metros de altura). Un segundo bloque fue descubierto en los año noventa del siglo pasado. La perfecta conservación de las capas arqueológicas de la cantera permitió a los especialistas estudiar como se extrajeron los monolitos  perfectamente.

 

Baalbeck-4

 

baalbeck-7

Fuente: http://glamroz.com/newly-found-meghalitic-stone-in-baalbeck/

Via: Artur Sala

alien-abduction2

“Muerto de un disparo en la cabeza”. “Probable muerte por envenenamiento”. “Posible muerte por estrangulamiento”. “Muerto, posiblemente, por la inoculación de un virus mortal”. Nadie vive para siempre. Sin embargo, las recientes muertes sospechosas de investigadores OVNI como Phil Schneider, Ron Johnson, Con Rutina, Ann Livingston y Karla Turner, así como la muerte de un gran número de investigadores en el pasado, sólo parece enfatizar una realidad con la que muchos de los ufólogos más rigurosos con frecuencia se están encontrando: no sólo es la investigación OVNI potencialmente peligrosa, sino que la esperanza de vida del investigador serio está muy por debajo de la media nacional.
Las misteriosas y sospechosas muertes entre los investigadores de ovnis no son nuevas. En 1971, el autor y conocido investigador Otto Binder escribió un artículo para Saga Magazine’s Special UFO Report titulado «Liquidación de los investigadores de ovnis”. Binder había investigado la muerte de «no menos de 137 investigadores OVNI, escritores, científicos, y testigos” que habían muerto en los 10 años anteriores, “muchos de ellos en las más misteriosas circunstancias.»
Los casos seleccionados por Binder estaban llenos de una gran cantidad de supuestos ataques al corazón, sospechosos casos de cáncer y lo que parecía ser simplemente casos de asesinato. Tendremos ocasión de referirnos a muchos de estos casos, pero primero vamos a echar un vistazo a la evidencia más reciente de muertes altamente sospechosas entre los investigadores actuales.

(Traducción del artículo de G. Cope Schellhorn, publicado por vez primera en UFO Universe Magazine, otoño 1997, actualizado en 2002)
Leer más