Se cumplirán en junio tres años del importante encuentro que protagonizaron en la Villa de Merlo varias organizaciones de ufólogos y reconocidos investigadores del fenómeno ovni, con motivo de los periódicos avistamientos en las Sierras Comechingones, se informó a AIM desde el Planetario de San Luis.

 

Comechingones

Será por la buena calidad del cielo o porque la zona invita a distenderse y adquirir el hábito de mirar hacia arriba, las Sierras Comechingones están marcadas como una de las regiones del país donde más ocurren avistamientos de ovnis. Una encuesta realizada en 2010 lo expresó en números: de 500 personas consultadas residentes en las localidades de Merlo y Carpintería, uno de cada tres aseguró haber visto en al menos en una oportunidad extraños movimientos de objetos en las alturas, y de ellos, el 83 por ciento coincidió en describir a esos objetos como triangulares o esferas lumínicas.

Martín Fernández, integrante de la dirección del Planetario de San Luis, detalló que  “si bien el término ovni se refiere a la observación de un objeto que vuela pero que no puede ser identificado por el observador, cuyo origen sigue siendo desconocido aún después de una investigación, la encuesta realizada durante 2010, sumada a los periódicos avistamientos que recurrentemente la gente de la región comenta, acompañados en muchos por controversiales fotografías y videos, motivó que en mayo de 2011 se realizara en la Villa de Merlo San Luis un importante encuentro abierto a toda la comunidad,  en el que se dio un enriquecedor debate para esclarecer el tema”.

Del encuentro participaron reconocidos investigadores argentinos del fenómeno ovni,  entre los que estuvieron el santafesino Oscar Mendoza jubilado del Conicet y autor del exitoso libro “Ovnis, huellas y tripulantes”; el platense Carlos Iurchuck integrante civil de la Comisión de Investigación de Fenómenos Aeroespaciales; la investigadora Andrea Simondini, directora del Centro de Estudios del Fenómeno Ovni de la República Argentina (Cefora), y organizaciones de ufólogos como Código Ovni y Visión Ovni. Además, no faltó la expresión del pensamiento religioso reflejada por el sacerdote de Merlo Jorge O´Nelly y de varias personas ligadas a las ciencias astronómicas.

Luego de varias jornadas de testimonios de vecinos e intensos y acalorados debates con ideas encontradas, mediante un documento emitido por Cefora, investigadores del fenómeno ovni solicitaron a la Comisión de la Fuerza Aérea creada por Nación,  que los frecuentes avistamientos en las Sierras Comechingones sean estudiados.

La ufóloga Andrea Simondini lo expresó de ésta manera: “las sierras son epicentro de múltiples denuncias de observaciones de ovnis, las cuales requieren de una investigación de fondo por lo valioso de los testimonios y evidencias obtenidas en el lugar”.

Sin embargo, a pesar que los avistamientos continuaron sucediendo, hasta el momento no hubo ninguna respuesta  del organismo de Nación.

¿Una ciudad subterránea?

En Pasos Malos de la localidad de Villa de Merlo se corre la voz de una supuesta ciudad subterránea con portales ocultos, e incluso. algunos pobladores sindican a los pueblos originarios como “aliados” de civilizaciones extraterrestres. Por su parte David Albarracín, quien integra la organización puntana de Visión Ovni, afirmó que Las Chacras, en Juana Koslay, sería otro punto de preferencia para los visitantes galácticos.

Quienes deseen más información podrán solicitarla ingresando al sitio web oficial del Planetario de San Luis www.planetariodesanluis.org

Fuente: http://www.aimdigital.com.ar/2014/05/19/ovnis-en-las-sierras-comechingones/

Via: Francisco Casasola

Circulos Adriatico-2El misterioso hallazgo de unos sospechosos círculos de origen desconocido en el mar Adriático, junto a la costa croata, ha dado lugar a numerosas teorías sobre el origen de este extraño fenómeno. El biólogo Mosor Prvan, de la organización «Sunce» para la preservación de entorno humano, ha asegurado que «se trata de círculos perfectos, impecablemente delineados sobre el fondo del mar, de modo que la yerba Posidonia oceánica no traspasa un milímetro. Jamás he visto algo así».

A lo largo de la isla de Dugi Otok, situada en la Dalmacia central cerca de Zadar, hay 28 círculos, todos de un diámetro idéntico de unos 50 metros, todos a la misma distancia de la costa y alejados unos de otros todos a unos 300 metros. Hasta ahora, se han detectado más de 50 círculos de este tipo, también cerca de las islas de Premuda, Molat, Unije, Susak y Srakane, pero creen que podría haber más.

El extraño fenómeno fue descubierto por casualidad por «Sunce» el año pasado mientras documentaban las especies marítimas de esa zona, primero al estudiar fotografías desde el aire y luego al explorar la zona con buzos. En medio de los círculos no crece nada, puro sedimento, arena desierta, explica el biólogo Mosor Prvan en declaraciones a Efe.

Leer más

Un estudio de la Universidad de Cornell demuestra que un largo periodo de sequía disminuyó los recursos alimentarios.

Investigación publicada en ‘Journal of Archeological Science’

piramidesUn conjunto de muestras de árboles han arrojado luz sobre uno de los posibles desenlaces de la civilización egipcia. Según un estudio realizado por la Universidad de Cornell de Nueva York, publicado en ‘Journal of Archaeological Science‘, la caída del imperio egipcio fue consecuencia de un cambio climático.

Alteración de recursos alimentarios

Las muestras se tomaron de un ataúd egipcio y de los barcos funerarios enterrados cerca de la pirámide de Sesostris III. Con estos restos, el equipo utilizó una técnica para comparar los isótopos de radiocarbono de los materiales de madera. Gracias a este trabajo, se ha podido datar con precisión la madera con un error máximo de diez años.

Los resultados del estudio han mostrado que en el año 2200 antes de Cristo se produjo una importante sequía. «Esta anomalía de radiocarbono se explicaría por un cambio en la estación de crecimiento, es decir, un cambio climático, que data de exactamente este periodo árido», ha explicado Stuart Manning, responsable del proyecto.

Un fenómeno que vuelve a producirse

«Los anillos de los árboles muestran la clase de cambio climático rápido que nosotros, los científicos y los políticos, tememos», ha explicado Manning, quien ha señalado que este trabajo muestra que «el cambio climático no tiene por qué ser tan catastrófico como una Edad de Hielo para causar estragos».

«Estamos exactamente en la misma situación que los acadios: Si hubiera algo que escapara del modelo estándar de la producción de alimentos en grandes áreas, sería un desastre», ha concluido.

EUROPA PRESS / Madrid

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/cambio-climatico-pudo-provocar-caida-imperio-egipcio-3277975

Vía: Francisco Casasola

La noticia no es nueva. A mediados del pasado mes de marzo, el Goddard Space Flight Center de la NASA publicaba un informe en el que se advertía de los peligros del cambio climático y la “explotación insostenible” de los recursos de nuestro planeta lo que nos estaba conduciendo al colapso de nuestra civilización en relativamente pocos años.

Esta noticia cobra de nuevo actualidad al conocerse  que el Pentágono trabaja con la hipótesis de que ese colapso civilizatorio se produzca y prepara los protocolos de actuación para cuando tal eventualidad se produzca.

planeta

Leer más

 

city

Incertidumbre, riesgo, crisis, peligros globales, caos… Son algunos de los conceptos más repetidos en el último informe de la ONU que un panel intergubernamental (formado por 60 científicos y representantes de un centenar de países) discute estos días en Japón. El documento ha sido elaborado por la agencia sobre cambio climático de naciones unidas, pero su perspectiva no se limita a describir el actual impacto ambiental, como en ocasiones anteriores, sino que centra su foco en el análisis de las amenazas contra la civilización. Sus conclusiones no son nada halagüeñas y vienen a reforzar, mediante una escalofriante mímesis, las mismas advertencias lanzadas en un reciente estudio financiado por la Nasa.

Las catástrofes naturales producidas durante el pasado año, junto a los efectos del clima extremo, con sequías, olas de calor, inundaciones y ciclones, han dejado a su paso graves problemas de abastecimiento, hiperinflación y ciertos conatos de revuelta. El nuevo enfoque de la ONU ya no se centra en el deshielo de los glaciares y el peligro que supone para los osos polares la alteración de su hábitat. Esta vez se apuntan las serias dificultades que enfrentará la civilización en un periodo no muy lejano, de entre cuatro y ocho décadas. El reto ahora es “buscar la supervivencia de la especie humana”.

Leer más