,

El gran fraude del cambio climático

Interesante y controvertido documental emitido en 2007 por Channel 4 de Reino Unido

 

Título original : The great global warming swindle
Año : 2007
Director : Martin Durkin
Productora : Wag TV Production for Channel 4
Nacionalidad : Reino Unido

El 8 de marzo de 2007, el canal de televisión británico Channel 4 emitió este polémico documental que pone en duda la teoría mayoritariamente aceptada por el estamento científico acerca del efecto invernadero y del calentamiento global, cuya expresión mediática más conocida es el documental de Al Gore “Una verdad incomoda”.

En este documental de Channel 4 se sostiene que el actual consenso sobre las causas del cambio climático adolecen de importantes fallos, cuando no directamente de manipulaciones orquestadas por oscuros intereses.

En “El gran fraude del calentamiento global” se sugiere que no existe relación alguna entre el cambio climático y la generación de dióxido de carbono por parte de la actividad humana y que, posiblemente, la actividad solar tenga mucho que ver en ese supuesto cambio que, para los autores de este documental, no es más que un fenómeno que se produce periódicamente.

Estamos ante un tema polémico cuyo origen, causas y consecuencias está lejos de estar solucionado, como algunas voces pretenden hacernos creer, en un intento de configurar un nuevo dogma científico.

,

El orígen del cambio climático según la teoría de Henrik Svensmark

Durante los últimos 25 años años se ha considerado el CO2 como el único responsable del llamado cambio climático. Cualquier otra teoría era considerado anatema. Sin embargo, si estudiamos la historia del clima veremos que el Sol ha tenido una importancia extraordinaria y esto no puede negarse. No hay duda de que el Sol afecta el clima, pero el dogma científico imperante es otro y la mayoría de la comunidad científica se niega a aceptar algo que es evidente: que cuando el sol es más activo, la temperatura en la Tierra aumenta y viceversa.
Este documental aporta importantes elementos basados en la teoría de Henrik Svensmark,  físico danés, director del Centro de investigación climático-solar en el Instituto danés de investigación espacial (DSRI) en Copenhague, que contradicen el dogma del cambio climático y el enorme negocio montado a su alrededor.
En el número 5 de DogmaCero (septiembre-octubre 2013) publicamos un interesante artículo de  Joel M. Kauffman (Departamento de Quimica y Bioquimica de la facultad de ciencias de la Universidad de Filadelfia, actualmente jubilado) que muestra claramente que la información que recibimos probablemente ni es verdadera ni es incómoda.

DogmaCero número 5 será publicado el 30 de septiembre de 2013.

 

,

«Cuando mueres sólo cambias de conciencia»

pim_van_lommel_2

Pim van Lommel, cardiólogo; investiga experiencias después de la muerte (EDM)

Aceptar. La ciencia ignora o niega cuanto no puede explicar, pero eso no quiere decir que no exista. La vida del doctor Van Lommel es una apuesta por la verdad, por muy inexplicable que parezca, más allá del camino trillado de la ortodoxia. Han pasado diez años desde que hablamos, pero al estrechar su mano en el aeropuerto de Amsterdam (viene de conferenciar en Atlanta) me sonríe como a un viejo amigo y experimento una íntima sensación de paz y seguridad. El doctor Van Lommel se ha asomado al otro lado sin dejarse en éste el sentido común y lo que ha visto es bueno, aunque, para dominarnos, nos hayan infundido el miedo a verlo. Aceptarlo es aceptarnos y sentirse mejor.


Madurar es liberar la conciencia de la edad: he tratado a jóvenes con experiencias después de la muerte más maduros que yo. Mi padre era neurólogo y yo quise ser físico: ahora estudio física cuántica para entender qué sucede tras la muerte. La fe es otro camino a la verdad.

Cuando enseñaba Cardiología en el hospital de Arnheim -800 camas- ya investigaba cómo algunos pacientes, tras infarto y muerte clínica, volvían a vivir.

Hasta que en 1986 leí el testimonio de un estudiante de Medicina, George Ritchie, que resucitó tras nueve minutos de muerte clínica. Me impresionó tanto que empecé a estudiar en profundidad esos casos.

¿Tantos había?

En 1988 ya tenía doce episodios incuestionables y creé una red de investigación con otros diez hospitales holandeses. Iniciamos un estudio clínico prospectivo de 344 pacientes, que publicó The Lancet (2001).

Causó un impacto mundial.

Tanto que ya le avancé entonces, cuando usted me entrevistó, que, tras 31 años de cardiología, me iba a dedicar en exclusiva a las experiencias cercanas a la muerte (EDM).

Leer más

,

¿Experiencias cercanas a la muerte? El cerebro sigue funcionando tras fallecer

nde

TRAS LA MUERTE CLÍNICA SU ACTIVIDAD ES MAYOR

Las sensaciones narradas por personas que han sobrevivido a un coma o a una muerte clínica, conocidas como experiencias cercanas a la muerte (ECM), se han documentado desde hace décadas y en todo el mundo. Pese a ello, el interés sobre las mismas se ha multiplicado desde la publicación, el pasado otoño, de La prueba del cielo: El viaje de un neurocirujano a la vida después de la vida (Zenith) un libro superventas en el que el doctor Eben Alexander narra su supuesta experiencia en el más allá durante el tiempo que estuvo en coma.

Las ECM son para muchos la prueba fehaciente de que ni estamos solos, ni la muerte es el final de nuestra vida. Pero, para muchos otros –inlcuida la mayor parte de la comunidad científica– no tienen nada que ver con el más allá, una idea que ahora parece confirmarse gracias a un estudio de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos. La investigación, publicada hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, demuestra que, tras la muerte clínica, en la que el corazón deja de latir y la sangre no fluye al cerebro, los mamíferos muestran patrones de actividad cerebral con características de percepción consciente.

“Este estudio, realizado en animales, es el primero en detectar qué ocurre con el estado neurofisiológico cuando el cerebro muere”, explica la autora del mismo, Jimo Borjigin, profesora de Neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan. “Al demostrar que en las experiencias cercanas a la muerte se da una actividad cerebral bien organizada y que hay características neurofisiológicas consistentes con el proceso consciente, nuestro estudio puede ser la base de futuras investigaciones que expliquen por qué las experiencias relatadas por los supervivientes de experiencias cercanas a la muerte son tan lucidas y parecen tan reales”.

Leer más

,

«Todo está conectado y nada desaparece»

Lazslo

Ervin László, doctor en Filosofía de la Ciencia con cuatro doctorados honoris causa

Humanista
Niño prodigio, virtuoso del piano, a los nueve años debutó con la Filarmónica de Budapest. Dos veces nominado para el premio Nobel de la Paz, creó el Club de Budapest, un laboratorio de ideas para un mundo más ético, y la Universidad del Cambio Global, que opera por internet y ofrece un programa de graduación en economía, arte y religión. Tiene 75 libros publicados, entre ellos El cambio cuántico (cómo el nuevo paradigma científico puede transformar la sociedad), El cosmos creativo y La revolución de la conciencia, editados por Kairós. Sus investigaciones le han llevado a defender la existencia de un campo cósmico de interconexiones que conserva y transmite la información.

 


Tengo 79 años. Nací en Budapest y vivo en la Toscana. Casado, tengo dos hijos y un nieto. La política de partidos está obsoleta, en el futuro las personas se autoorganizarán en grupos. Creo en una realidad superior que puede incorporarse dentro del conocimiento científico

Concertista de piano, filósofo, físico…

Mi interés es transdisciplinar. Si la evolución es cierta, de lo físico surgió lo biológico y más tarde lo social, psicológico, político… Es todo un continuo y yo siempre he querido entender qué proceso hay detrás de todo ello y cuál es nuestro lugar dentro de ese proceso.

Leer más

,

Ben Goldacre: Cuando el remedio es peor que la enfermedad

Ben-Goldacre

El Dr. Ben Goldacre

«Estamos permitiendo a laboratorios no publicar los hallazgos que no les gustan o interesan» | En septiembre de 2012 ha publicado un segundo libro, ‘Bad Pharma: How Drug Companies Mislead Doctors and Harm Patients’ | «Mi libro es un ataque a la industria farmacéutica -acepta el autor- pero no es desmedido”

«Si yo lanzo una moneda y la mitad de las veces no le muestro los resultados, puedo persuadirla de que tengo una moneda de dos caras. Si lo hago, estoy siendo deshonesto y usted es una idiota por permitirme hacerlo». Pero desafortunadamente, dice el doctor Ben Goldacre en conversación con La Vanguardia, estamos siendo idiotas todos porque estamos permitiendo a laboratorios hacer lo mismo con estudios de medicamentos: no publicar los hallazgos que no les gustan/convienen/interesan. El resultado es un problema a gran escala que revela cómo una gran parte del cuerpo médico desconoce realmente los efectos de las drogas prescritas y las consecuencias están siendo trágicas para pacientes en todo el mundo.

Ben Goldacre (1974) es inglés, educado en la Universidad Oxford y UCL, tiene un master en Filosofía de King’s College y es miembro del Colegio Real de Psiquiatras. Actualmente es fellow de epidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Ese es su «trabajo principal». Su otro trabajo es de escritor sobre temas de ciencia. Todo comenzó en 2003 cuando decidió llamar a la centralita del diario The Guardian y proponer un artículo para esclarecer un asunto médico. Pronto empezó una columna semanal los sábados  (hasta noviembre 2011) titulada Bad Science, nombre del que es hoy su veterano blog principal (también tiene otro de temas varios). La columna se convirtió en una referencia de crítica informada sobre inexactitudes en informes científicos, rumores sobre presuntas amenazas a la salud, pseudociencia, manipulación en medios, empresas de mercadeo y la industria farmacéutica. Así mismo, indagaciones sobre tratamientos de ‘medicina alternativa’ y sus practicantes.

NOTA DEL EDITOR:

Creemos que este artículo merece ser leído con atención y en su totalidad. El Dr. Goldacre ha sido criticado desde diversos estamentos, tanto desde la ciencia más académica como desde posturas más alternativas. Se puede coincidir (parcial o totalmente) con sus planteamientos o se puede discrepar abiertamente, sin embargo su último trabajo demuestra más allá de toda duda razonable que estamos siendo manipulados por los laboratorios farmacéuticos y, en consecuencia, por buena parte del estamento médico que no va más allá de lo que el establishment le propone (y en ocasiones le impone). Y esto es algo muy grave que quiebra el elemento indispensable que durante siglos ha estado presente en la relación del médico con su paciente: la confianza. Por desgracia el ciudadano ya no puede confiar plenamente en aquello que le dicen quienes están obligados a velar por su salud y, en consecuencia, viene obligado a informarse y formarse un criterio propio y a actuar en consecuencia. Muchos ciudadanos no podrán hacerlo (por recursos, por nivel cultural, incluso por carecer del tiempo necesario para documentarse) y las consecuencia para su salud pueden ser nefastas. Desde hace ya muchos años en el ámbito de la salud se viene desarrollando un sistema asimétrico de información de consecuencias imprevisibles. Recordemos solamente que el gérmen de la Gran Crisis Sistémica de la economía que estamos padeciendo actualmente, fue, precisamente lo que el economista y premio Nobel , Joseph Stiglitz, calificó como de “información asimétrica” entre quienes contrataban los productos y servicios financieros como compradores (y a los que sólo se les informaba de las bondades de esos productos) y quienes contrataban como vendedores (los operadores financieros a través de sus empleados –con frecuencia engañados también y que solían gozar de la confianza de esos compradores- que conocían perfectamente lo tóxicos que éstos podían llegar a ser). Y el dinero y las finanzas son una cosa, la salud y la propia vida otra.

Leer más

,

El negocio farmacéutico tampoco es transparente

01Si funciona, se cuenta; si no funciona… mejor no. La comunidad científica tiende a publicar mayoritariamente resultados positivos de las pruebas que se realizan sobre los fármacos, para ver si son útiles realmente o no. Eso no quiere decir que no haya resultados negativos, de hecho, sucede más bien lo contrario: refutar hipótesis es parte del día a día de cualquier investigador.

La escuela imperante en la mayoría de los sistemas de salud mundiales es la llamada «Medicina basada en la evidencia»: cada decisión médica ha de estar apoyada por estudios contrastados e independientes, estadísticas fiables y representativas que garanticen el mejor tratamiento posible para el paciente. Sin embargo, esto no sucede en todos los casos. A lo largo de los años se ha normalizado el hecho de que empresas farmacéuticas y agencias reguladoras manejen datos sobre medicamentos de uso común con total opacidad. La información médica no es tratada con la transparencia necesaria y esto repercute directamente en la calidad de nuestro sistema de salud.

Hay ilustres ejemplos de resultados negativos que han sentado las bases de un gran descubrimiento posterior como sucedió con el experimento de Michelson y Morley que descartó la existencia del éter y sirvió de precedente para la Teoría de la Relatividad. Sin embargo, los resultados positivos son mucho mejor valorados que los negativos porque dan más prestigio (por eso Einstein es más famoso que Michelson y Morley) y justifican la dedicación de tiempo y recursos. Además, los resultados negativos en general no son valorados por las revistas científicas, no son noticia.

Leer más

,

Philippe Even: «Sólo un medicamento de cada tres es eficaz de verdad»

medicamentos«Un tercio de los medicamentos comercializados son completamente ineficaces, no tienen ningún efecto terapéutico. Otro tercio puede causar problemas secundarios al no ser bien tolerados por el paciente o se utilizan mal al prescribirlos a personas que no los necesitan. Finalmente, queda otro 33% que es la cantidad de fármacos realmente útiles para curar una enfermedad o algún problema de salud”.

Estos son los controvertidos datos que el francés Philippe Even, profesor emérito en la Universidad Paris Descartes y antiguo miembro de la comisión científica del Ministerio de Sanidad galo, ha obtenido tras analizar con su equipo de colaboradores cerca de 20.000 informes sobre medicamentos comercializados en Francia.

Even, como aclara en una conversación con El Confidencial, es consciente de que ha abierto la caja de Pandora sobre una cuestión de primer orden, tanto para los consumidores, como para los gobiernos que subvencionan estos productos y, principalmente, para los grandes laboratorios farmacéuticos. La repercusión de su último libro Le guide des médicaments: utiles, inutiles ou dangereux es una buena prueba de ello. Sin embargo, no le tiembla la voz a la hora de señalar a los culpables: “En primer lugar los profesionales médicos, que están desinformados o seducidos por los ‘regalos’ de los visitadores médicos; en segundo lugar, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que es quien autoriza la comercialización y, finalmente, la propia falta de moral de la industria farmacéutica, que conoce a la perfección los riesgos y beneficios de sus productos, pero aún así hace todo lo posible por comercializarlos, una actitud que en parte es normal porque ese es su negocio”.

Una responsabilidad compartida entre laboratorios, gobiernos y médicos

Leer más

Jean-Pierre Garnier Malet: «Nosotros, como el tiempo, también nos desdoblamos»

Entrevista a Jean-Pierre Garnier Malet, padre de la teoría del desdoblamiento del tiempo

garnier_maletCuenta 70 años de edad (11-2010), vive en París, está casado, 2 hijos y 3 nietos, Garnier Malet es doctor en Física, siendo especialista en mecánica de los fluídos

La teoría del desdoblamiento del tiempo permitió explicar la llegada al cinturón de Kuiper de planetoides que están en el origen de explosiones solares de envergadura, pero Garnier va mucho más allá y nos cuenta que esa ley es aplicable a nuestra vida: «Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos». Expuso su teoría (explicada en Cambia tu futuro por las aperturas temporales) en la librería Épsilon de Barcelona.

Leer más

Rupert Sheldrake: La ciencia debe cuestionar sus propios dogmas para expandirse

rupert-sheldrake-in-Hamps

Rupert Sheldrake, uno de los biólogos y escritores más innovadores del mundo. Es autor de más de 80 trabajos entre libros y publicaciones. Es el autor de la teoría de los campos mórficos y la resonancia mórfica y ha desarrollado importantes investigaciones en el campo de la telepatía o la percepción. sus trabajos conducen a una visión del desarrollo de la vida y el universo radicalmente distinta de la mantenida por los estamentos más académicos. Su trabajo en el campo de la biología se desarrolló en la Universidad de Cambridge en donde fue miembro del Clare College. Por sus aportaciones coherentes, rigurosas y bien fundamentadas, es un autor de referencia en el cuestionamiento del actual paradigma científico.

Rupert Shaldrake ha sido recientemente incorporado al equipo de colaboradores de DogmaCero y algunos de sus artículos serán publicados a partir del número 4 (julio-agosto 2013)

http://www.dogmacero.org/dogmacero-digital/

Por su indudable interés, reproducimos la magnifica entrevista que Yaiza Martínez ha realizado recientemente para Tendencias-21 (http://www.tendencias21.net/).

Rupert Sheldrake: La ciencia debe cuestionar sus propios dogmas para expandirse

El controvertido científico británico publica en España “El espejismo de la ciencia “, bajo el sello de la editorial Kairós

Leer más