¿Hay un encubrimiento OVNI? Habla un miembro del Gobierno

Por Leslie Kean

Hace unos seis meses, nuestro directorio de UFODATA tuvo el privilegio de dar la bienvenida a Christopher Mellon como nuevo miembro de nuestro equipo. Chris pasó casi 20 años en el gobierno federal sirviendo en varios puestos de seguridad nacional. Por primera vez, ha accedido a hablar públicamente sobre sus experiencias en el gobierno en relación con OVNIs.

Es raro que un hombre de la posición de Chris hable abiertamente sobre OVNIs, lo cual da a sus declaraciones un gran peso. Sus diversos cargos durante los gobiernos de Clinton y Bush implicaron altas autorizaciones; De hecho, hay pocas personas que hayan disfrutado de un acceso tan profundo y amplio a programas compartimentados tanto en el Departamento de Defensa (DoD) como en la comunidad de inteligencia. Chris fue merecedor de numerosos premios, incluyendo la Medalla de Oro de la Oficina Nacional de Reconocimiento y la Medalla del Director de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

En el Departamento de Defensa, Chris sirvió en un pequeño comité que supervisó todos los programas de acceso especial del Departamento de Defensa, con el fin de eliminar potenciales duplicidades y derroches. La supervisión incluyó visitas al Área 51 y otras instalaciones sensibles. También pasó más de una década en el Comité de Inteligencia del Senado, involucrado en la supervisión de la  NRO, CIA, NSA y otras organizaciones de inteligencia. Se convirtió en el primer funcionario del Congreso en revisar todos los programas secretos de la NSA.

Quería saber lo que Chris tenía que decir sobre las implicaciones de Hillary Clinton de que el gobierno podría estar reteniendo documentos clasificados de OVNIs. Apoyado por John Podesta , presidente de su campaña, Clinton ha estado hablando sobre la necesidad de “llegar al fondo del misterio OVNI”. Son comentarios sin precedentes dentro de una campaña presidencial.

Aquí está mi reciente conversación con Chris Mellon, principalmente realizado por correo electrónico, editado sólo para mayor claridad.

P: ¿Cuándo se empezó a interesar por los OVNIS?

R: Tenía unos siete años cuando vi una antigua película de aficionados, tomada por un amigo de la directora de nuestra escuela. Se veía un inmenso objeto dorado en forma de disco que se movía suavemente por un cielo azul y soleado, pasando a través de las nubes cumulosas de una manera que sería muy difícil de falsificar. No tengo ni idea qué fue de la película, pero me llenó de asombro y temor. A partir de ahí, leí todo lo que cayó en mis manos y finalmente hice un proyecto de investigación sobre ovnis en la universidad para un profesor de física.Continuo profundamente intrigado..

P: ¿Sus colegas en el gobierno sabían que usted estaba interesado en los OVNIS? ¿Tenía miedo de ser ridiculizado?

R: Fue algo que no revelé a mis compañeros a menos que los conociera bien y tuvieramos una amistad personal. Incluso entonces, por supuesto, no era un loco y ciertamente no estaba obsesionado; Era simplemente un tema que despetaba mi curiosidad. No apareció a menudo. Yo estaba completamente focalizado en mi trabajo el 99.9 por ciento del tiempo.

P: Hillary Clinton ha sido preguntada sobre OVNIs durante su campaña. Como la ex secretaria de Estado, ¿sería probable que supiera si había algún programa gubernamental clasificado que incluyera ovnis?

R: No, no lo creo. Recuerdo los casos en que funcionarios de la Casa Blanca pidieron información sobre los programas del DoD altamente secretos y fueron rechazados rotundamente. El acceso a estos programas es sólo para quienes necesiten conocerla. En general, nadie fuera del Departamento de Defensa, incluyendo al Secretario de Estado, se considera que tiene necesidad de conocerlos. Funcionarios como John Podesta y la secretaria Clinton pueden servir fácilmente durante años en altos cargos y ser consumidores ávidos de análisis secretos de inteligencia sin obtener nunca acceso a los programas específicamente secretos del Departamento de Defensa, que en su mayoría se relacionan con nuevos sistemas de armas. La información sobre tales programas raramente se filtra porque no circula, a diferencia del flujo constante de información filtrada respecto a las actividades de inteligencia clasificadas.

Chris (a la derecha) con el ex Secretario de Defensa Bill Cohen en 1995. Prestese atención a la inscripción: “El otro hombre que guardó todos los secretos”. Chris redactó el proyecto de ley para Cohen que estableció el Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos.
Foto © Chris Mellon

P: ¿Crees que si Clinton (Hillary)es elegido podemos esperar conocer nueva información sobre los OVNIs?

R: Dudo mucho que el Departamento de Defensa o cualquier otra agencia gubernamental esté ocultando información sobre OVNIs. Participé en una revisión exhaustiva de los programas encubiertos del Departamento de Defensa y pasé más de una década supervisando el programa nacional de inteligencia exterior, un mundo de secretos casi totalmente aparte. Visité el Área 51 y otras instalaciones militares, de inteligencia e investigación. Durante todos esos años, nunca detecté el menor indicio de interés o participación del gobierno en los OVNIs.

P: Clinton y John Podesta se han centrado en la necesidad de desclasificar los documentos del gobierno. ¿Qué piensas sobre eso?

R: Aunque podrían aparecer algunos documentos nuevos, previamente pasados ​​por alto (la burocracia nunca es perfecta), no creo que resolverían el problema de los OVNIs o proporcionarían ideas nuevas significativas. Puedo pensar en un largo informe de OVNI que se clasifica sólo debido a las preocupaciones sobre sus fuentes y los procedimientos empleados. De hecho, esto dió una convincente explicación convencional para los avistamientos de pilotos en este caso particular. Hay muchos documentos clasificados relacionados con actividades en el Área 51, donde se necesita una alta seguridad. Pero todo esto es algo legítimo que el pueblo estadounidense apoyaría. No tiene nada que ver con los OVNIs, que yo sepa.

P: ¿Recuerda algún incidente relacionado con OVNIs mientras estuvo en el gobierno?

R: Sí, hubo un puñado de incidentes. Sabiendo de mi interés por los OVNIs, un entrecortado aviador de la Marina me llamó un día para informarme  que estaba presente minutos antes, cuando un avión de la Navy aterrizó después de ser rodeado por un OVNI en plena luz del día. La Marina no persiguió el asunto hasta donde yo sé. También recuerdo el Maui Optical Tracking Facility, que sigue los satélites, que registró un vuelo de cuatro o cinco OVNIs incandescentes atravesando el cielo nocturno. Nadie supo qué hacer en este caso. Pero ningún funcionario del gobierno expresó el menor interés incluso después de que la cinta apareciera en la cadena Nightline de ABC . Me pareció muy frustrante  la absoluta falta de curiosidad científica debido a la corrección política.

P: ¿Cómo cree que la prensa y el público reaccionarán si Clinton es elegida, hace las preguntas que prometió, pero se levanta con las manos vacías?

R: Creo que los teóricos de la conspiración quedarán enfadados y poco convencidos, mientras que el público en general puede concluir que los OVNIs no son un tema que valga la pena. Si Clinton realmente quiere llegar al fondo de la cuestión OVNI, creo que debería encargar oficialmente al NORAD la responsabilidad de la recopilación y el análisis. Simultáneamente, debería asignar a la Oficina de Política Científica y Tecnológica la tarea de revisar las pruebas disponibles, coordinarlo con otros países y proporcionar evaluaciones y recomendaciones científicas.

P: El tabú contra tomarse los OVNIS en serio es un gran problema. ¿Cómo podemos lograr que más funcionarios del gobierno cambien esta actitud arraigada?

R: Creo que debemos hacernos una pregunta clave, y luego sacarla adelante. “¿Hay casos de OVNI que estén suficientemente bien documentados como para justificar una investigación científica del fenómeno?” En mi opinión, la respuesta es sí.

Los patrones en los datos son muy evidentes; los informes de testigos creíbles muy separados en el tiempo y el lugar, muy similares; la evidencia de videos, de observaciones por parte de militares entrenados y agentes de la ley, muy numerosos; y los datos de radar independientes en casos escogidos se correlacionan en demasiadas ocasiones con observaciones visuales como para que puedan ser ignorados. Por último, cuando alguien que merece nuestra confianza y respeto, como un aviador naval, te mira a los ojos y te dice que vio algo realmente extraordinario a corta distancia, es difícil no tomar en serio su testimonio. Es arrogante, irrazonable e imprudente rechazar tales informes. Simplemente, de forma imparcial debemos seguir el camino nos lleve donde nos lleve.

P: ¿Qué incidentes OVNI creíbles ha encontrado particularmente impresionantes y convincentes?

R: Algunos acuden a mi mente. En noviembre de 1989, 13 agentes de policía y cientos de otros testigos vieron a dos naves triangulares silenciosas deslizándose sobre Bélgica. Este fue el comienzo de una ola de avistamientos que duró más de un año. También se obtuvieron datos de radares terrestres y aéreos. La Fuerza Aérea belga investigó los hechos en cooperación con un equipo de científicos y consultó con los Estados Unidos y los países de la OTAN, pero no pudo encontrar una explicación convencional.

La oleada.a belga (noviembre de 1989 a abril 1990) alcanzó su punto máximo con los avistamientos de la noche del 30 al 31 de marzo de 1990. En esa noche, objetos desconocidos fueron rastreados en radar, perseguidos por dos F-16 de la Fuerza Aérea belga, fotografiados y avistados por unas 13.500 personas

En la noche del 30 de marzo de 1993, más de un centenar de testigos en Inglaterra , incluyendo policías y personal militar, vieron una nave de forma triangular capaz de acelerar rápidamente en segundos desde una posición en vuelo. El Ministerio de Defensa británico declaró que “ninguna de las explicaciones habituales propuestas para explicar los avistamientos de OVNI parece plausible” y concluyó que las pruebas mostraban que “un objeto no identificado (u objetos) de origen desconocido habían operando sobre el Reino Unido”.

El coronel Wilfried De Brouwer, quien más tarde fue ascendido a general, presenta lecturas de radar anómalas en una conferencia de prensa de 1990 durante la oleada belga

Del mismo modo, varios oficiales de policía en el sur de Illinois vieron un objeto en enero de 2000 que se veía y se comportaba de forma muy similar a los OVNIs belgas y británicos. De hecho, los dibujos de los oficiales de policía de Illinois de la nave son asombrosamente similares a las representaciones de las naves triangulares hechas  por los policías belgas una década antes, así como muchos otros desde entonces.

En 2006, los pilotos y el personal del aeropuerto presenciaron un objeto en forma de disco flotando sobre el aeropuerto O’Hare durante más de cinco minutos, sin embargo, no se acometió ninguna investigación gubernamental.

Y, aunque la mayoría de los avistamientos tienen explicaciones convencionales, creo que es sorprendente cuántos informes llegan regularmente a grupos como MUFON, con detalles impresionantes, incluyendo fotos o videos. A menudo escucho de los escépticos: “Si los OVNIs están ahí afuera, ¿por qué nadie consigue un video con la cantidad de teléfonos inteligentes que hay?” Eso es ignorante, sucede todo el tiempo!

Un meteorólogo de la Fuerza Aérea belga dibujó su avistamiento en 1990 Archivos de SOBEP

P: Algunas personas creen que los avistamientos más recientes en casos como los que usted mencionó pueden ser simplemente pruebas de aviones experimentales por parte del gobierno de los Estados Unidos. ¿Es eso posible?

R: Puedo entender por qué esto pueda parecer la explicación más plausible. Pero puedo asegurarle que esos objetos no pertenecían al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Justo antes de los ataques terroristas del 11-S, me contactó la Oficina del Departamento de Defensa en el Congreso. Estaban nerviosos porque  Robert Byrd, el poderoso presidente del Comité de Asignaciones del Senado, los increpaba con informes que aparecían en revistas como Aviation Week y Space Technology, que describían un supuestamente secreto programa de aviones estadounidenses llamado Aurora.

El senador Byrd usaría su poder presupuestario para castigar severamente al Departamento si mentiamos o reteníamos información. Buscamos todas las opciones posibles, revisando con los funcionarios apropiados, recordándoles el imperativo de proporcionar una respuesta precisa. Rápidamente confirmamos lo que ya sabíamos: que aunque siempre hay cosas en la mesa de diseño, no había nada remotamente parecido a esos aviones que estuvierann operados por el Departamento de Defensa No teníamos nada con la capacidad de flotar y luego acelerar silenciosamente a esas enormes velocidades.

Además, es totalmente inusual para los militares estadounidenses llevar a cabo pruebas experimentales de nuevos vehículos sobre áreas pobladas donde la seguridad quedaría comprometida y civiles inocentes puestos en peligro. Eso es completamente contrario al ADN militar. Es más fácil creer en la visita de extraterrestres que el personal altamente cualificado, que desarrolla las nuevas tecnologia de aviones para el DoD, exhibiera ese nivel de estupidez.

P: ¿Está seguro de que no hay encubrimiento del gobierno?

R: Es imposible probar lo negativo, así que todo lo que puedo decir es que nunca vi ninguna evidencia de interés oficial en OVNIs. Me encantaría creer que tenemos un platillo estrellado en alguna parte, pero nunca he visto nada que apoye remotamente tales afirmaciones increíbles. Según mi experiencia, en aquellas raras ocasiones en que ocurren incidentes de OVNIs que involucran al gobierno, es muy incómodo, embarazoso y desconcertante para los atribulados funcionarios del gobierno que no quieren otra cosa que quitarse el tema de encima tan pronto como sea posible! Los militares parecen generalmente poco dispuestos a investigar incluso cuando los informes de OVNI vienen de nuestros propios pilotos militares o funcionarios en alto cargo como Fife Symington, el ex gobernador de Arizona. Los altos funcionarios temen tanto ser ridiculizados que ocultan cualquier expresión de interés o curiosidad.

P: Algunas fuentes internas han propuesto que los restos recuperados de un OVNI podrían estar en poder de una compañía aeroespacial privada que se ha independizado del DoD. De esta manera, estaría exenta de la supervisión gubernamental y sólo sería conocida por unas pocas personas. ¿Cree que esto es posible?

R: Me resulta difícil imaginar algo tan explosivo como que una tecnología alienígena recuperada pudiera permanecer en secreto durante décadas. Así que aunque no tengo ninguna razón para creer que hay una tecnología alienígena recuperada, diré lo siguiente: si fuera yo, y estuviera tratando de enterrarlo profundamente, lo situaria por completo fuera de la supervisión gubernamental y lo colocaría en un departamento aparte, como una nueva entidad dentro de una empresa de defensa existente y administrarla como lo que llamamos una “IRAD” o “Actividad de Investigación y Desarrollo Independiente”.

P: Entonces, ¿Dónde nos deja todo esto, y qué se debe hacer?

R: En mi opinión, pedir el fin de un supuesto encubrimiento del OVNI por parte del gobierno  casi seguro que va a llevar a un callejón sin salida, y no va a animar a nadie del gobierno para que se vuelva más abierto en este tema. El misterio OVNI es un problema científico. Un verdadero científico busca y sigue los datos, no importa cuan políticamente incorrectos sean los hechos. Los mayores avances científicos ocurren cuando verificamos información que desafía la sabiduría convencional. Por eso me uní al directorio de UFODATA .

Q: Estoy muy satisfecha de que lo haya hecho. ¿Qué tipo de datos nuevos espera que recopilemos?

R: Nuestro equipo de científicos e ingenieros está diseñando y  construirán una gran red de estaciones de vigilancia automatizadas con sensores sofisticados para capturar una amplia gama de datos. Las estaciones alojarán cámaras para registrar imagenes y muestras del espectros, un magnetómetro, instrumentación para detectar radiación, un gravímetro y más. Serán estaciones móviles para que podamos fácilmente desplegarlas en áreas que se convierten en hotspots de la actividad OVNI. Entonces podremos poner los datos a disposición de la comunidad científica para su análisis.

P: ¿Cree que los OVNIs podrían proceder de visitantes de otras civilizaciones?

R: Estoy ciertamente intrigado por la posibilidad. Pero no creo que lo averigüemos sin una investigación científica más profunda. Me gustaría invitar al público a participar y apoyar este esfuerzo pequeño  pero potencialmente innovador, sustentado con personal voluntario. Los hallazgos de UFODATA, de un modo u otro, pueden ayudarnos a resolver este eterno misterio y tal vez incluso ayudarnos a entender mejor el universo y el lugar que la humanidad ocupa en él.

Leslie Kean


Lelie Kean es periodista y escritora, autora del best seller del New York Times, ‘OVNIs: Generales, Pilotos y Funcionarios del Gobierno Go On the Record’, publicada recientemente en español por editorial “Indicios”.
Puede verlo en (enlace no patrocinado): https://www.amazon.es/OVNIS-Indicios-ficci%C3%B3n-LESLIE-KEAN/dp/8415732244/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1498564102&sr=8-1&keywords=leslie+kean

Esta entrevista fue inicialmente publicada en inglés el The Huffington Post eñ 5 de setiembre de 2016 (atualizada en 9 de mayo de 2017).

Fuente: http://www.huffingtonpost.com/
Traduccion de David Cros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.