,

Especulan con una posible megaestructura de origen extraterestre

portada

Civilizaciones avanzadas: La Esfera de Dysson y  la escala de Nikolai Kardashev

La noticia puede parecer descabella: unos astrónomos barajan la posibilidad de que pueda existir una megaestructura cuyo origen habría que buscarlo en la tecnología de una supercivilización extraterrestre cientos –tal vez miles- de años más avanzada que la nuestra. O esto al menos, sería una posible explicación a las oscilaciones observadas en la estrella KIC 8462852 o “Estrella de Tabby” (1).

Posiblemente nuestros lectores juzguen imposible una explicación como esta, sin embargo, en un universo por definición infinito, también las posibilidades de hallar una  tecnología tan avanzada –casi mágica para nosotros- deberían ser infinitas.

La estrella KIC 8462852

La estrella KIC 8462852

La detección de esa  hipotética megaestructura no es algo nuevo pues ya en 2015 se descubrió un extraño patrón de luz de estrella que rodea la KIC 8462852, especulándose con la posibilidad de que se haya descubierto una Esfera de Dyson. La llamada Esfera deDyson fue propuesta por el físico Freeman Dyson en 1960 (2) y se trataría de una megaestrucutra, una especie de enorme cubierta esférica, con un radio equivalente al de una órbita planetaria, que rodearía  una estrella, y que permitiría a una supercivilización extraterrestre (que la habría construído) aprovechar completamente su energía. La estrella contenida en una Esfera de Dyson no podría ser vista directamente, aunque sí a través de la radiacion infrarroja que generaría el calentamiento de su cara interna. Freeman Dyson contemplaba tres tipos de esferas: Enjambre, Burbuja y Solida planteando la posibilidad de que civilizaciones avanzadas pudieran seguir un patrón de consumo de energía parecido al que sigue la humanidad y que, en función de su avance tecnológico, serían capaces de producir una de esas esferas. Este planteamiento enlazaba con la Escala de Kardashev, un método propuesto en 1964 por el astrofísico ruso Nikolai Kardashev (3) para medir el grado de evolución tecnológica de una civilización.

Kardashev planteó una clasificación de las posibles civilizaciones extraterrestres en base al uso y consumo que pudieran hacer de la energía. Utilizando las leyes de la física terrestre, efectuó la siguiente clasificación:

Corte de una «concha de Dyson», variación de la idea original de esfera de Dyson con un radio de 1 UA. (Fuente Wikipedia)

Corte de una «concha de Dyson», variación de la idea original de esfera de Dyson con un radio de 1 UA. (Fuente Wikipedia)

1.- Civilizaciones Tipo I: Serían capaces de controlar toda la potencia energética de su planeta y el de la luz de su estrella-madre. Esto implicaría no sólo aprovechar la energía generada por los océanos y el aire, sino también la de los volcanes o los terremotos, pudiendo manipular el clima. Aplicarían a gran escala la energía de fusión y controlarían la antimateria como fuente de energía

2.- Civilizaciones Tipo II: Este tipo de civilización sería 10.000 veces más poderosa que las de Tipo I. Ya no sólo controlarían toda la potencia energética de su planeta, sino también la de su estrella más cercana. Este tipo de civilizaciones estaría completamente segura frente a impactos de asteroides o meteoritos, eras glaciales (controlarían el clima como las de Tipo I) y, de algún modo serían inmortales (salvo que ellas mismas generasen su propia autodestrucción). En el caso de que su estrella madre estuviera extinguiéndose podrían trasladarse a otro sistema estelar o, incluso, mover su planeta de origen. Este tipo de civilizaciones serían perfectamente capaces de generar megaestructuras como una Esfera de Dyson para aprovechar la energía de las estrellas. Es posible que hayan desarrollado fuentes de enrgía aún desconocidas para nosotros. Como apunta el físico Michio Kaku en su libro “Física de lo imposible”, “ La Fedreación de Planetas en Star Trek es una Civilización de Tipo II”.

3.-Civilizaciones Tipo III: Se trataría de una civilización 10.000 veces más poderosa que la de Tipo II y sería capaz de controlar y canalizar la potencia de toda una galaxia. Este tipo de civilizaciones sería capaz de aprovecharse de la energía y potencia de los agujeros negros y las inmensas distancias espaciales no sería problema alguno para trasladarse de un punto a otro del universo. Serían los colonizadores de miles de millones de sistemas estelares.

Kardashev consideraba que la humanidad podía clasificarse como una Civilización de Tipo 0 ya que solamente es capaz de obtener energía del petroleo o el carbón (plantas muertas fosilizadas) y solamente aprovechamos una porción testimonial de la energía solar. Sin embargo, estaríamos en puertas del inicio de una Civilización de Tipo I. Algunos científicos creen que 100-200

El astrofísico ruso Nikolai Kardashev

El astrofísico ruso Nikolai Kardashev

años alcanzaríamos ese nivel, siendo internet  el inico de un sistema de comunicación Tipo I capaz de conectar todo el planeta. En las Civilizaciones Tipo 0 el sectarismo y el fundamentalismo están muy presentes y no está claro que este tipo de civilizaciones sean capaces de hacer la transición con éxito, sin autodestruirse por el camino. Y tal vez ese sea el motivo de que no encontremos Civilizaciones Tipo I en nuestra galaxia: no fueron capaces de completar la transición y se autodestruyeron.

Las Civilizaciones de Tipo III serían capaces de viajar libremente por toda la galaxia y, naturalmente, capaces de llegar a la Tierra. No está claro, sin embargo, que tuvieran interés alguno en visitarnos o contactar con nosotros. Como afirma Kaku en la obra citada “Su actitud hacia nosotros podría parecerse a la nuestra ante un hormiguero… simplemente lo ignoramos. Recordemos que la distancia entre una Civilización Tipo III y nuestra propia civilización tipo 0 es, en términos de uso de energía, muchísimo más grande que la distancia entre nosotros y las hormigas”. Inquietante.

megaestrucutra dyson

La llamada megaestructura extraterrestre es todavía más misteriosa
(Artículo publicado en Gizmodo)

El otoño pasado, una estrella poco conocida llamada KIC 8462852 se convirtió en nuestra obsesión planetaria cuando los astrónomos dijeron que su parpadeo irregular podría ser el resultado de una megaestructura alienígena. Un exámen adicional de la estrella de Tabby no produjo signos de presencia extraterrestre, pero las caídas repentinas en la luminosidad siguen desafiando cualquier explicación. Ahora, las cosas se han puesto un poco más extrañas.

En un artículo no publicado enviado hoy hoy a arXiv, el astrónomos de Caltech, Ben Montet y Joshua Simon, del Instituto Carnegie describen los resultados de un nuevo análisis fotométrico de la estrella de Tabby, que se encuentra en posición por primera vez en la base de datos del telescopio espacial Kepler para los astrónomos de ciencia ciudadana (4).

Figura de una esfera de Dyson de tipo enjambre rodeando una estrella (Fuente: Wikipedia)

Figura de una esfera de Dyson de tipo enjambre rodeando una estrella (Fuente: Wikipedia)

Al examinar cuidadosamente todas las imágenes a tamaño completo recogidos durante la campaña de observación del Kepler, Montet y Simon descubrieron algo sorprendente: no sólo la salida de luz de la estrella descendía ocasionalmente hasta en un 20 por ciento, sino que su flujo estelar total disminuyó de forma continua a lo largo de cuatro años.

“Pasamos mucho tiempo tratando de convencernos de que esto no era real. Simplemente no pudimos “.

Durante los primeros mil días de la campaña del Kepler, la estrella de Tabby disminuyo su luminosidad en aproximadamente un 0,34 por ciento por año. Durante los siguientes 200 días, la estrella redujo su intensidad más rápidamente, la caída de su flujo estelar descendió en total un 2 por ciento antes de estabilizarse. En general, la estrella de Tabby perdió  aproximadamente el 3 por ciento durante los cuatro años que Kepler estuvo observando- una cantidad absolutamente enorme e inexplicable. Los astrónomos observaron otras 500 estrellas en la zona, y no vieron nada parecido.

Benjamin Montet del California Institute of Technology

Benjamin Montet del California Institute of Technology

“La parte que realmente me sorprendió fue lo rápido y no lineal con que esto se produjo”, dijo Montet a Gizmodo. “Pasamos mucho tiempo tratando de convencernos de que esto no era real. Simplemente no pudimos “.

Esta no es la primera vez que los astrónomos han afirmado que la estrella de Tabby se está desvaneciendo. A principios de este año, Bradley Schaefer de la Universidad del Estado de Louisiana decidió examinar la estrella en viejas placas fotográficas del cielo que data del siglo XIX. Encontró que en los últimos 100 años, la producción total de luz de la estrella se ha reducido en un asombroso 19 por ciento. Sin embargo, poco después de la publicación de sus afirmaciones, otros astrónomos sembaron dudas, diciendo que la atenuación observada fue el resultado de datos erróneos. Schaefer se retractó y las cosas se complicaron.

La controversia sobre el trabajo de Schaefer es lo que impulsó a Montet a buscar tendencias a largo plazo de otra forma. “Nos dimos cuenta de que con el fin de resolver esto, se necesitaba ya sea una secuencia de datos más larga, o datos de alta precisión”, dijo Montet. “Kepler tiene los último (datos)” Montet añadido que la tasa de atenuación que él midió con los datos del Kepler es aproximadamente el doble de lo que Schaefer encontró, que “es diferente, pero no necesariamente inconsistente.”

“Ninguno de los fenómenos considerados por sí solo puede explicar las observaciones.”

Jason Wright, el astrónomo de Penn State que sugirió por primera vez que la estrella de Tabby podría ser el origen de un gran proyecto de construcción extraterrestre, convino en que el nuevo análisis da credibilidad a la afirmación de la atenuación de un  siglo de duración de Schaefer. “Estas nuevas aportaciones indican, y estoy de acuerdo, que no tenemos modelos muy buenos para este tipo de comportamiento”, dijo. “¡Eso es emocionante!”

Joshua Simon, Joshua Simon, Observatories of the Carnegie Institution of Washington, Pasadena

Joshua Simon, Joshua Simon, Observatories of the Carnegie Institution of Washington, Pasadena

Keivan Stassun, astrónomo de la Universidad de Vanderbilt, que discute la idea de la atenuación a largo plazo, dijo que la estrella de Tabby sigue desafiando cualquier explicación. “Intrigantes nuevos hallazgos [de] Montet sugieren que ninguno de los fenómenos considerados por sí solo puede explicar las observaciones”, dijo a Gizmodo. “Al final, averiguar este rompecabezas puede requerir analizar una combinación de resultados.”

Algunas de las explicaciones más creíbles a día de hoy consideran restos fragmentados de cometas, el efecto de una estrella distorsionada, o los restos de un planeta destrozado. Ciertas cosas pueden explicar la atenuación a largo plazo, mientras que otros pueden explicar el parpadeo a corto plazo, pero como Montet dijo, “nada explica muy bien todo.”

Lo que está claro es que no vamos a resolver este misterio hasta que tengamos una mejor visión de esta estrella, que es exactamente lo que Tabby Boyajian -la astrónomo que la descubrió por primera vez- está preparandose para hacer.

Después de una campaña de crowdfunding para conseguir tiempo de observación en el Observatory Global Telescope Network  de Las Cumbres, Boyajian va a observar la estrella que lleva su nombre durante todo un año, con la esperanza de atrapar el momento de esa oscilación de luz. Si eso sucede, otros telescopios de todo el mundo serán alertados y rápidamente se movilizarán. Vamos a ser capaces de ver el guiño de una estrella  a través de todo el espectro electromagnético, y es de esperar, que podamos decodificar el mensaje.

Maddie Stone

Fuente: http://gizmodo.com/


Notas

1.- KIC 8462852 (epónimamente llamada Estrella de Tabby debido a que inicialmente fue investigada por Tabetha S. Boyajian, o WTF Star, formalmente por la oración Where’s the Flux? en ingles o Dónde esta el Flujo?, pero también una referencia a una expresión de confusión) es una estrella localizada entre las constelaciones de Cygnus y Lyra, aproximadamente a 454 pársecs (1500 años luz) de la Tierra. En septiembre 2015, varios astrónomos publicaron un artículo analizando las extrañas fluctuaciones de la luz proveniente de la estrella. Medir estas fluctuaciones es una manera común de detectar los planetas que orbitan entorno a estrellas lejanas. Aun así, esta estrella presentó unos cambios de luminosidad excepcionales. La luz observada parece provenir de un objeto de gran masa (o muchos objetos de masa pequeña) orbitando la estrella en “formación cerrada”, los cuales sugieren una serie de hipótesis extrañas. (Fuente: Wikipedia)

2.- Science: «Search for artificial stellar sources of infra-red radiation», Freeman Dyson

3.- Nikolái Semiónovich Kardashev (25 de abril de 1932, Moscú) es un astrofísico ruso, y el segundo director del Instituto de Investigación Espacial de la Academia de Ciencias de Rusia. Se graduó en la Universidad Estatal de Moscú en 1955, desarrollando su actividad científica en el Instituto Astronómico de Sternberg (Moscú). Fue alumno de Iósif Shklovski, y finalizó su doctorado en 1962.En 1963 Kardashev examinó un quasar, CTA-102, el primer esfuerzo soviético en la búsqueda de inteligencia extraterrestre. En dicho trabajo, elaboró la idea de que algunas civilizaciones galácticas estarían a millones o miles de millones de años por delante de nosotros, y desarrolló una escala que mide el grado de evolución tecnológica de una civilización: la Escala de Kardashev. Kardashev llegó a ser un miembro asociado de la Academia de las Ciencias de la URSS, División de Física General y Astronomía el 12 de diciembre de 1976. Se convirtió en un miembro permanente de la Academia Rusa de las Ciencias el 12 de marzo de 1994.

4.- Se entiende por ciencia ciudadana a la investigación científica llevada a cabo por una suma de colaboradores, en su totalidad o en parte por científicos y profesionales junto a gente común. Formalmente, la ciencia ciudadana ha sido definida como “la recopilación y análisis sistemático de datos, el desarrollo de la tecnología, las pruebas de los fenómenos naturales, y la difusión de estas actividades por los investigadores sobre una base principalmente vocacional”

Para saber más

https://www.ted.com/talks/tabetha_boyajian_the_most_mysterious_star_in_the_universe?language=es#t-7545

Informe de los Dr. Montet y Simon

https://arxiv.org/pdf/1608.01316v1.pdf

Print Friendly
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *