Bola de fuego atraviesa la península ibérica

 Alrededor de las 21:00 horas (hora peninsular española) del pasado 24 de diciembre, una bola de fuego atravesó lentamente  la península ibérica, según afirman numerosos testigos.

El fenómeno que pudo ser detectado por los sensores que la Universidad de Huelva tiene situados en el Observatorio de La Hita en La Puebla de Almoradiel (Toledo). El profesor José Maria Madielo afirmó que este fenómeno se produjo por la entrada de una roca de unos 100 kilos procedente, posiblemente, del cinturón de asteroides.

El bólido empezó a verse en Argelia y entró en la península ibérica por Murcia, atravesándola en diagonal, hasta salir por Bayona, en un recorrido total de algo más de 1.200 kilómetros. Se da la circunstancia de que la altura mínima  a la Tierra, unos 75 km., se situó en la vertical de Ciudad Real.

Al parecer es relativamente frecuente que se registren este tipo de bolas de fuego cruzando la atmosfera, aunque ya lo es menos que, tras abandonar la atmosfera terrestre  sigan su órbita por el espacio. A este fenómeno se le conoce con el nombre de bólido rozador.

Fuente: Medios de comunicación y agencias diversas

Via: Francisco Casasola

Turquía: descubren una ciudad subterránea de más de 5000 años

Derinkuyu

Arqueólogos turcos han descubierto recientemente una ciudad subterránea cuya antigüedad han datado en unos 5000 años. El hallazgo ha tenido lugar en la región turca de Capadocia, y ha sido calificado como el mayor hallazgo arqueológico de 2014, no en vano se puede tratar, probablemente, de la mayor ciudad subterránea descubierta hasta la fecha. Este nuevo descubrimiento fue anunciado por el periódico turco Hurriyet Daily Bews.

Esta enorme ciudad bajo tierra (al parecer, tendría hasta ocho niveles bajo tierra) se encuentra en la provincia de Nevsehir, en donde se encuentra el complejo subterráneo de Derinkuyu en el que, según los especialistas, llegaron a vivir más de 20.000 personas. La ciudad ahora descubierta, sería todavía mayor y tiene no menos de siete kilómetros de túneles, con estancias para dormir, para cocinar, lugares de culto, pozos para almacenar el agua etc.

El descubrimiento se produjo cuando el organismo para la Administración y el desarrollo urbanístico de Turquia (TOKI) iniciaba el movimiento de tierras previo a la un complejo de viviendas en la zona. Mehmet Ergün Turan, portavoz de TOKI ha declarado que los primeros restos de esta enorme ciudad se encontraron en 2013 pero no ha sido hasta finales del presente año 2014 en el que la zona se ha declarado como área protegida que se ha comunicado a los medios de información.

La Historia imperfecta: Introducción a la Arqueología Alternativa

La web «Time for Truth«, ha publicado un excelente documental de Xavier Bartlett, editor adjunto de DogmaCero, producido y dirigido por la periodista Alicia Ninou, Alish en el que se revisan una serie de conceptos que la Historia y la Arqueología académicas mantienen como ciertos e inamovibles pero que evidencian serias fisuras cuando se les somete a un examen objetivo y desapasionado. En este documental, Bartlett  analiza el panorama internacional de la arqueología a través de sus autores más destacados y las teorías más difundidas, proponiendo un debate sobre lo que es científico y lo que es pseudocientífico. Una visión del pasado más remoto desde un enfoque crítico con la ciencia oficial. ¿Es el origen del hombre y de la civilización tal como nos lo cuentan en la escuela o en la universidad?

Como dice la propia periodista, «El día que uno descubre que la historia no es tal como nos dijeron… es comparable al día en que uno descubre que los Reyes Magos no existen. Uno se siente engañado y decepcionado».

Xavier Bartlett es licenciado en Prehistoria e Historia antigua por la universidad de Barcelona y autor del libro La historia imperfecta, de próxima aparición.

Publica y mantiene dos magníficos blogs: «La otra cara del pasado» y «Somnium Dei«.

LA HISTORIA IMPERFECTA· Introducción a la Arqueología Alternativa from ALISH on Vimeo.

Ana María Oliva: “Los seres humanos somos luz y energía”

Las investigaciones de Konstantin Korotkov, doctor en Física y catedrático de la Universidad de San Petersburgo, confirman el biocampo, objeto psicofísico visible con imagen electrofotónica.

Eso hace cada día la doctora Ana María Oliva, ingeniera industrial y doctora en Biomedicina por la Universidad de Barcelona, que ha llegado ahí tras una vida de búsqueda y experimentación, como explica en Lo que tu luz dice (Sirio), libro a la vez divulgativo e inspirador sobre esta frontera de la ciencia, que le ha enseñado a autorregularse modulando pensamientos y actitudes. Y la más saludable consiste en saber que estás aquí para algo… y que es bueno.

Los seres humanos somos luz, energía mesurable, frecuencias de onda que pueden medirse y a través de las que es posible diagnosticar el estado de nuestros órganos internos, nuestro cuerpo y nuestra mente.  “Como el universo, eres hologramático: cada parte contiene la información del todo”.

En su libro, Ana María Oliva empieza exponiendo algunos datos científicos sobre el campo de energía humano y acaba llegando a la conciencia de que somos mucho más de lo que nos muestran nuestros ojos. En un lenguaje ameno y asequible, nos explica cómo opera la tecnología GDV, una tecnología que permite ver el campo de energía humano y analizarlo, aportando así una valiosa información sobre el estado de salud psicofisiológica de la persona. La autora nos muestra cómo este campo de energía es algo totalmente dinámico, que se modifica en función de cómo percibimos la vida y de cómo la vivimos. Nos muestra el efecto positivo o devastador de un solo pensamiento, de una canción, de una llamada de teléfono, de un insulto o de una emoción. Al tomar conciencia de cómo todo eso cambia nuestro estado energético, y de la influencia directa que tiene sobre nuestra salud, vemos que, aunque algunas cosas nos afectan negativamente, disponemos también de herramientas para modificar nuestro campo energético a voluntad. Y esta es una forma de recuperar el poder sobre nuestra propia vida. Ya no puedes seguir considerándote una víctima. Ahora tienes en tus manos los recursos para llevar una vida más saludable y más feliz.

Todo esto lo explica  en esta magnifica entrevista del periodista Victor M. Amela en “La Vanguardia” y que puede leerse aqui. y también en la entrevista que le hizo Marta Cáceres para el programa “Para todos” de “La 2” de RTVE

 

,

Historias de una tierra herida: los desmanes de Monsanto

El pasado mes de septiembre estuve en Perpignan (Francia) visitando el Festival de fotoperiodismo “Visa pour l’image 2014”. Me considero un buen aficionado a la fotografía y un apasionado del Fotoperiodismo. Reconozco que me han marcado profundamente  los trabajos de  fotógrafos como Robert Capa, Cartier-Bressson, Agusti Centelles o los más recientes Steve McCurry,o Kevin Carter, sin olvidar a Samuel Aranda o a la malograda Anja Niedringhaus, cuyas fotografías sobre la guerra de Iraq y Afganistán me dejaron impactado.

En esa visita a Perpignan, pude conocer el trabajo del fotógrafo español Álvaro Ybarra Zavala sobre los desmanes de Monsanto en Argentina. Entonces me prometí que esas fotos que me impresionaron tenía que compartirlas con quienes nos siguen en este blog, por lo que tienen de testimonio y denuncia de unos hechos ignorados por la mayor parte de la opinión pública y porque engarzan perfectamente con los temas que solemos tratar: las conspiraciones farmacéuticas y la connivencia de los poderes públicos.

El cultivo de transgénicos y el uso de productos químicos cada vez más agresivos ha transformado la Industria Agrícola de Argentina. Los casos de cáncer y las malformaciones están aumentando. Una lucha de las poblaciones locales contra un enemigo invisible. Este vídeo muestra las imágenes de “Historia de una tierra herida”, un ensayo fotográfico del periodista Álvaro Ybarra Zavala sobre los terribles efectos de la agricultura de los transgénicos en Argentina. Algunas de las imágenes son impactantes.

Este es el documento y esta es la entrevista efectuada a Alvaro Ybarra en la que explica esta terrible historia y cómo la documentó.

Leer más

Las pastillas matan más que las drogas

medicamentos

Allen Frances reconoce que tiene algunos problemas. «Soy olvidadizo, despistado, a veces como compulsivamente…». Pero entre sus haberes está el entrenar cada día su mente y su cuerpo («se me da genial el ejercicio físico»). Quizás por eso nunca ha necesitado medicación para esas alteraciones y también porque, como dice, tiene muy presente que están directamente relacionadas con la cotidianidad del ser humano.

Frances lleva décadas dedicado a su profesión: la Psiquiatría. Desde 1980 ha estado involucrado en la preparación del DSM, el manual estadounidense donde se recogen los diagnósticos de las enfermedades mentales. Colaboró en su tercera edición y dirigió la cuarta y, aunque en las últimas décadas ha ido marcando las pautas para psiquiatras de todo el mundo, fue la quinta edición -en la que él no estuvo presente- la más criticada y la que más controversia generó, ya que se quisieron categorizar como enfermedades problemas que para muchos expertos no eran una enfermedad real. Gracias al debate generado en torno a este manual, su desarrollo se modificó y eliminó los diagnósticos más controvertidos como la adicción al sexo. Sin embargo, algunas patologías recogidas en esta última versión siguen estando en el punto de mira de muchos especialistas que sostienen que sólo van a contribuir a psiquiatrizar más la sociedad.

Como explica a este periódico Frances, de visita en Madrid por la publicación en España de su libro ¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la Psiquiatría (Ariel), según el DSM V, «yo tendría un trastorno neurocognitivo menor, porque a medida que me voy haciendo mayor se me olvidan las caras, los nombres y dónde he aparcado el coche. Pero aun así, consigo funcionar. También tendría el síndrome de atracones, porque se me da fatal la dieta y como todo lo que veo. Cuando mi mujer murió, habría sufrido el síndrome del trastorno depresivo grave por la tristeza que sentí. Mis nietos padecerían un trastorno de desregulación del humor y déficit de atención. Y la lista podría seguir. Las definiciones de los diagnósticos eran ya de por sí demasiado amplias en el DSM IV y con el quinto se puede llegar a una vida cada vez más medicalizada, y eso incluye la receta médica de pastillas».

Leer más