Comprar, tirar, comprar…

Obsolescencia programada es la determinación del fin de la vida útil de un producto de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante, éste deja de funcionar. De este modo, se obliga al ciudadano a consumir nuevos productos para sustituir a los antiguos, en ocasiones pese a su voluntad y siempre sin que exista una autentica necesidad. Y para evitar que ese consumo forzado tuviera interrupción, se facilitó el endeudamiento de la población para que pudiera pagar esos bienes “en cómodos plazos”. Una maniobra perfecta para mantener “cautiva” en el consumismo permanente a la mayoría de la población.

Este magnifico documental realizado por Cosima Dannoritzer, que ganó el Premio de la Academia de Television de 2011, fue rodado en España, Francia. Estados Unidos y Ghana y realiza un recorrido por la historia de una práctica empresarial que se inicio en 1932 con la propuesta de Bernard London, un importante empresario norteamericano que, a raíz de la recesión económica de la época, propondría la obligatoriedad de fabricar productos cuya vida útil estuviera limitada y así “reactivar” el consumo. En 1932, London desarrolló este concepto en su libro “The New Prosperity”.

La idea no era nueva, dado que ya en 1924, un cártel que agrupaba a los principales fabricantes de bombillas de Europa y Estados Unidos (Cartel Phoebus) pactó limitar la vida útil de las bombillas eléctricas a 1000 horas.

Desde entonces han pasado 90 años y esta conducta perversa de la industria se ha generalizado. Las víctimas: la población mundial a la que literalmente estafan con una práctica que posiblemente sea legal pero que es a todas luces, inmoral e  ilegítima.

Como en otros muchos ámbitos, también aquí pretenden hacernos vivir en el engaño. En su mano, amigo lector está que no lo consigan.

DogmaCero publicara en su número 7 (enero-febrero 2014) una entrevista en exclusiva con Benito Muros, economista y creador del movimiento Sin Obsolescencia Programada, en el que se revelarán las claves de esta mentira a escala mundial.

 

Print Friendly, PDF & Email
2 comentarios
    • Editor
      Editor Dice:

      Estimado Ruben, Gracias por seguirnos. No acabo de entender su comentario. El documental «Comprar, tirar, comprar» está en castellano, salvo las declaraciones de algunos testigos y entrevistados que se recogen en su idioma original, con subtitulos. En DogmaCero intentamos siempre aportar videos en castellano, por la facilidad que ello otorga para llegar al mayor número posible de lectores. Hay, sin embargo algunas excepciones (como L’Afer de la Colza  -Poisoned Lives 1991 Yorshire TV- que sólo está disponible en catalán y en inglés ya que Television Española adquirió sus derechos en español… para no emitirlo y evitar así que alguna otra emisora lo pudiera hacer) que siempre se publican en beneficio de acercar el conocimiento a nuestros lectores, sea cual sea la lengua de origen del mismo. Desgraciadamente, es inmensa -y no exagero en absoluto- la cantidad de libros, documentales, artículos, conferencias etc. en inglés que no se encuentran disponibles en castellano. Precisamente, la base de nuestra publicación digital es traducir una selección de esos trabajos de los mejores autores internacionales con el fin de hacer accesible ese conocimiento al publico español y latino y aportar nuestro pequeño grano de arena para facilitar ese conocimiento al mayor número de personas posible.

      Gracias por su comentario y no dude en seguir transmitiendonos sus inquietudes. Entre todos haremos cada dia mejor este trabajo. Un abrazo cordial.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.